www.diariocritico.com

Una delicia, aunque…

  • Restaurante Senzone Maricel
    Carretera D'Andratx 11, Cas Català, 07181 Calvià, Mallorca

miércoles 18 de julio de 2007, 09:54h
Se puede decir que es uno de los más atractivos restaurantes que ahora mismo ofrece Mallorca. El Senzone está situado en un fantástico hotel de principios del XX, recientemente restaurado con un exquisito gusto. Y a su vez el hotel tiene un emplazamiento privilegiado pegado a una cala, que casi seguro que la actual ley de costas no hubiera permitido. Pero estando donde está, ustedes pueden disfrutar de una espectacular vista mientras cenan en la terraza del restaurante, si en verano o primavera.

La carta, elaborada por el chef Juan Portillo, es muy escasa en verduras, aunque bien es cierto que su jefe de sala enseguida lo resuelve haciendo una rápida y eficaz propuesta alternativa. Por lo demás la oferta no es muy larga pero sí variada .

Por ejemplo, entre los primeros pueden tomar una estupenda coca crujiente de bogavante con aceite de oliva, de lo mejor que probamos. La sopa de tomate y albahaca también está muy conseguida y con una cuidada elaboración. Entre los entrantes también pueden escoger el Foie Gras con fruta de temporada que está bien, pero no más.

Ya entre los segundos pueden pedir el Surtido de tartar de pescado y marisco variado. El resultado es desigual, algunos más y mejor elaborado que otros, la mezcla de sabores tampoco está muy conseguida. Si prefieren la carne, entre otras propuestas, tienen el tartar de solomillo con su costra. Simplemente correcto.

Y para terminar: los postres. Muy bueno el Coulant de chocolate, decepcionante el gazpacho de fresones y tomates.

La carta de vinos es amplia y con buenas propuestas de la tierra, por ejemplo el Dehesa de los Canónigos, crianza del 99, muy rico.

Y todo esto lo pueden conseguir por unos 90 euros por persona, caro, muy caro, si hablamos únicamente de la comida.

Claro que en mi opinión buena parte de la factura es para pagar el lugar tan privilegiado en el que se encuentra el restaurante de este hotel.

La verdad es que cuando uno sale de allí sueña con volver como cliente a pasar un fin de semana en ese elegante y exclusivo hotel. Aunque se pueden imaginar la tarifa es altísima.

CALIFICACIÓN
COMIDA: 6 Juan Portillo debe todavía experimentar más algunas de sus propuestas.

AMBIENTE: una mezcla entre pijos por una parte, y bermudas por otra ( que no deberían permitir a la hora de la cena)

SERVICIO: 8, de lo mejor en eficacia, corrección y amabilidad

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios