www.diariocritico.com

El túnel del Estrecho

Si los madrileños de antaño se echaron a reír cuando oyeron hablar de que se iba a construir un túnel ferroviario entre Atocha y Chamartín, de ahí la denominación de "túnel de la risa", es normal que muchos contemporáneos reciban con reservas el anuncio de la construcción de un paso subterráneo entre ambas orillas del Estrecho de Gibraltar, operativo para 2026, y no porque ese proyecto no esté al alcance de las nuevas tecnologías sino por la elevada inversión de la actuación.

Para uno que ha nacido en Ceuta, esta noticia no es nueva, puesto que ceutíes y melillenses llevamos toda la vida escuchando que ambos países anhelan un enlace de esas características, aunque siempre desde una esfera más utópica que realista por asuntos políticos y, sobre todo, por cuestiones económicas.

Una vez me preguntó una amiga si veía a Ruiz-Gallardón como presidente del Gobierno de España, y contesté, en tono desenfadado, que yo no era Rappel y que, en el fondo, me gustaría que así fuese porque estaba seguro de que un Gobierno presidido por el actual alcalde de la capital y con Manuel Melis como ministro de Fomento o de Obras Públicas sería capaz de enlazar, vía carretera o vía ferrocarril, las dos márgenes del Estrecho de Gibraltar.

Sin embargo, el considerado "padre" de la última reforma de la M-30 o de la gran ampliación del Metro de Madrid entre los años 1995-2003 ha decidido desvincularse del equipo de gestión de Ruiz-Gallardón y regresar a su actividad docente. Seguro que si el alcalde, algún día, consigue esa meta política, sobre su mesa de trabajo tendrá un dossier con el túnel del Estrecho. Al margen de cuestiones monetarias y de endeudamiento público, creo que me puedo jubilar tranquilamente y los políticos de entonces, a lo mejor muchos de ellos descendientes directos de los actuales, seguirán poniéndonos el caramelo en la boca.

Mientras tanto, adelante con la Operación Paso del Estrecho, que cada año por estas fechas deja suculentos beneficios a las navieras que prestan servicio en el Estrecho. Por cierto, ¿el "proyectado" túnel sería de peaje o de acceso libre?; ¿tendría cubierta acristalada para poder ver el tránsito de delfines y cetáceos?; ¿lo pagaría la Unión Europea, la supuesta Unión Africana o los paganinis de siempre?; ¿se haría entre Arcila (Marruecos) y Tarifa o entre Algeciras y Ceuta?.... Espero que la anunciada cumbre UE-África de diciembre, en Lisboa, contribuya a aclarar dudas.

Qué curioso que este asunto, de trascendental importancia, vaya a ser anunciado en la capital de un Estado (Portugal) tan ligado a la historia de la ciudad de Ceuta. Ojalá ese túnel sea realidad algún día y sirva para poner fin al triste y lamentable episodio de las pateras repletas de los "desheredados de la tierra".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios