www.diariocritico.com

A pesar de las llamadas a la unidad frente al terrorismo

La ilegalización de ANV, próxima 'batalla' política

A pesar del inicial acercamiento entre el Gobierno y la oposición, la ilegalización o no ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) promete ser el nuevo 'punto caliente' de discusión entre el PSOE y el PP. Se abre, pues, un nuevo frente de discordia. No hay más que ver lo que dicen los políticos de uno y otro bando, así como los de otros partidos sobre el tema (como Puigcercós, de ERC), para aventurar que el otoño político que empieza puede volver a calentarse.

Rajoy, en Betanzos (A Coruña), manifiestaba ayer su apoyo al Gobierno frente a ETA. Poco después, Zapatero, en A Fonsagrada (Lugo), situaba la "unidad de los partidos" como "un muro" para que ETA sepa que su destino es el fin. Ambos líderes coincidieron este sábado en Galicia, en sendos actos públicos. Y ambos empezaban a coincidir en sus discursos. Pero Rajoy y los suyos pide la ilegalización de ANV, mientras que Zapatero, aunque anuncia dureza frente a ETA y que "contra los violentos se aplicará de manera tajante toda la fuerza del Gobierno, la Ley, y el Estado de derecho", no ha hablado para nada de este tema. Quin sí lo ha hecho ha sido su ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, para decir que sólo por no condenar un atentado no es posible dicha ilegalización, que es lo mismo que en su día dijo el Tribunal Supremo.

El presidente del Gobierno anunciaba este sábado dureza contra ETA. José Luis Rodríguez Zapatero manifestaba de manera muy contundente y totalmente serio, que "contra los violentos se aplicará de manera tajante toda la fuerza del Gobierno, la Ley, y el Estado de derecho". Lo decía en su aparición en el primer almuerzo-mitin tras las vacaciones de verano, en Fonsagrada (Lugo), ante unos 1.500 militantes socialistas y varios cientos de simpatizantes.

Zapatero ha sido muy contundente al condenar el último atentado de ETA contra un cuartel de la Guardia Civil en Durango y en el que han resultado heridos dos agentes. No ha tardado nada en hacer esta condena, justo al co0menzar su intervención. Han sido, asimismo, sus primeras declaraciones tras el ataque etarra.

Zapatero ha hecho un llamamiento a "la unidad de los demócratas, que pido y agradezco, es un muro igual que la ley, que las fuerzas de seguridad, para que ETA sea consciente de que sólo tiene un destino: el fin de la violencia".

Zapatero afirmó, además, que los terroristas "no va a conseguir doblegar a la sociedad democrática". El presidente consideró que esta unidad de las formaciones políticas, junto a la unidad de los demócratas, a la aplicación de "toda la fuerza de la ley" y a la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, son clave para acabar con el terrorismo. "ETA nunca va a conseguir doblegar las aspiraciones de la sociedad democrática", advirtió el secretario general de los socialistas, que consideró que lo único que sobra en España es "la violencia, las bombas y el terrorismo".

RAJOY

Por su parte, el presidente del PP, Mariano Rajoy, exigió hoy al Gobierno central que comience, a través de la Abogacía del Estado y de la Fiscalía, el proceso de ilegalización de Acción Nacionalista Vasca (ANV) y que todas las fuerzas democráticas que mantienen coaliciones con esa formación en el País Vasco "las rompan".

En declaraciones a los medios en Betanzos (A Coruña), Rajoy fijó cuatro medidas "urgentes" que a su juicio se deben tomar tras el atentado de ayer en Durango y entre ellas, situó el inicio de la ilegalización de ANV, después de que no haya condenado la última bomba de los terroristas, y la ruptura "de las coaliciones que existen en algunos ayuntamientos del País Vasco por parte de algunos partidos con Batas una".

Las otras dos medidas que reclama el dirigente 'popular' son "máximo apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y máximo incremento de la cooperación internacional". Mariano Rajoy remarcó el apoyo de su partido al Ejecutivo para acabar con ETA, aunque reiteró que el final de la banda sólo llegará a través de la acción de las fuerzas de seguridad del Estado y de la aplicación de la ley.

El presidente del PP aseguró además que no ha tenido ningún contacto con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, pero aseveró que éste "conoce muy bien" su posición en contra de cualquier proceso dialogado para acabar con el terrorismo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios