www.diariocritico.com

Critica que los médicos tomen como "rehenes" a los pacientes

ADEPA invita a los pacientes perjudicados a acudir a los tribunales

La Asociación ‘El Defensor del Paciente’ (ADEPA) se muestra más recelosa que nunca ante la huelga convocada en la sanidad madrileña para este jueves y viernes. Su presidenta, Carmen Flores, asegura que aunque muchos de los argumentos esgrimidos  por los sindicatos para convocar los paros son justos, “no entiendo que los médicos cojan como rehenes a los pacientes para conseguir sus fines”. Ante esta situación, ADEPA ha pedido responsabilidades al Gobierno central, “ya que el Ejecutivo regional no nos escucha”, para que abra vías de diálogo y así evitar conflictos como el de esta semana. La Asociación incluso invita a los pacientes perjudicados a acudir a los tribunales.
Carmen Flores asegura que la huelga “no es la fórmula más adecuada y se deberían haber agotado antes otras vías de presión” para conseguir las reivindicaciones que piden los sindicatos. “No valoro si los médicos tienen razón o no, aunque si pienso que tienen justificación, pero no entiendo que los pacientes sean rehenes de esta situación porque serán los más perjudicados”, comenta Flores.

Por ello, ADEPA ha remitido este miércoles una carta al presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, para pedir que no se repitan este tipo de situaciones en la sanidad española. Dice Carmen Flores que “el Gobierno debe intervenir, parece que sólo le interesa el tabaco y el tamaño de las hamburguesas y no se da cuenta de lo perjudiciales que son las huelgas porque aumentan el desastre de nuestra sanidad”. ADEPA va más allá e incluso plantea la dimisión de la ministra de Sanidad, Elena Salgado, “porque nadie mira por la salud del paciente”. El hecho de acudir al Ejecutivo  central y no a la Comunidad de Madrid responde a “que tenemos una consejería a la que caemos mal. Ni Esperanza Aguirre ni el consejero Manuel Lamela nos hacen caso”, argumenta la presidenta de ADEPA-

Carmen Flores no se atreve a cifrar el número de pacientes que pueden ser perjudicados por los paros. “Es incalculable pero imagino que no se atenderán miles de consultas”, comenta, al mismo tiempo que señala que si “yo fuera paciente y estos días tuviera que hacerme alguna prueba diagnóstica, como una mamografía, y no puedo, acudiría a los tribunales”. “Con estas huelgas –concluye Flores- aumenta la mala relación médico-paciente. Tenemos unas listas de espera grandes  y no nos podemos permitir estos paros que, ni aún cumpliendo los servicios mínimos, son insostenibles”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios