www.diariocritico.com

Un estudio alerta del exceso de ocupación de suelo en Madrid

El principal problema ambiental de la Comunidad de Madrid es el "auge constructivo" que se produce en la región, donde entre 1991 y 2001 se levantaron 550.000 nuevas viviendas, un parque inmobiliario que podría dar cobijo a una población superior a la que actualmente alberga la ciudad de Valencia.

El estudio 'Estructura Económica de Madrid' pone de manifiesto que el problema "más serio" que sufre la comunidad es la ocupación del suelo, especialmente en la zona norte de la región, donde la construcción de viviendas y ocupación de terrenos comunales municipales por instalaciones variadas "sugiere muchas reservas".

El informe destaca que el 46 por ciento de la superficie de la región se califica como suelo urbano o urbanizable y subraya que el aumento de la población y la mejora del nivel de vida han propiciado una "fuerte tendencia" a urbanizar, aumentando la creación de áreas de primera y segunda residencia, así como el precio de la vivienda, que se ha visto incrementado en 1.600 y 1.700 euros por metro cuadrado en los últimos cinco años.

"La construcción no sólo determina una ocupación de suelo sino, sobre todo, un incremento considerable del consumo de recursos asociado al mantenimiento de viviendas y a su progresiva dispersión geográfica", consideran los autores.

Además, especifican que las carreteras, los ferrocarriles y las líneas eléctricas son elementos "cada vez más característicos" de los paisajes madrileños y constituyen "una red artificial superpuesta" a la trama natural del territorio.

El estudio también advierte de que es "urgente" valorar ambientalmente estos escenarios para poder predecir las posibles consecuencias ambientales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios