www.diariocritico.com

Opinión de un experto sobre el último barómetro del CIS

El CIS parece tener razón, esta vez sí

sábado 05 de noviembre de 2011, 17:37h
En estos momentos tan sólo se habla de los errores del CIS, y con razón, han cometido muchos. El PSOE señala que Felipe González estuvo a punto de ganar con una diferencia en contra de 7 puntos, y el PP para evitar efectos electorales que pudieran dar votos al PSOE (del tipo "cuidado que viene la derecha") indica en contra del CIS que los datos están inflados (hasta ahora venían criticándolo por lo contrario). También es cierto que antes cuando analizabas los datos del CIS "olía a cocina" en todas sus estimaciones. Parece que en este barómetro preelectoral publicado ayer las estimaciones parecen ser bastante correctas.
  • Gráfica 1: estimaciones con el CIS

    Gráfica 1: estimaciones con el CIS
    Álvaro Marchante

  • Gráfica 2: Diferencia voto directo

    Gráfica 2: Diferencia voto directo
    Álvaro Marchante

  • Gráfica 3: Influencia y credibilidad de los sondeos

    Gráfica 3: Influencia y credibilidad de los sondeos
    Álvaro Marchante

Hemos intentado poner a prueba al barómetro con los escasos datos de que disponemos en este momento. En otras estimaciones alternativas con unos análisis proporcionales (ajustando el voto directo por edad, por recuerdo de voto, por ideología, por una media ideológica de los últimos barómetros -incluyendo un máximo y un mínimo-, los valores máximos y mínimos globales y una mediana y los datos) los resultados, como se puede ver en la gráfica, son muy similares.

No obstante, aunque diferentes formas de "cocinar" los datos digan cosas similares, siempre hay que dejarle un cierto margen al error. Los errores de muestreo son muy comunes, aunque, bien es cierto, en una encuesta tan grande como la del CIS (más de 17.000 entrevistas, por unas 1.000 de media que suelen tener las de los medios de comunicación) resultan difíciles los errores de este tipo.

Hay que tener en cuenta que la diferencia de voto directo (antes de cocinar) entre el PP y el PSOE es de 12,6 puntos, cuando en julio era de 3,4 puntos. En la gráfica se puede observar perfectamente la correlación existente entre el voto directo y la estimación de voto que hace el CIS. Un motivo más para confiar en la macroencuesta publicada ayer por la institución pública.

Uno de los datos más interesantes publicado por el CIS -que a su vez le sirve para limpiar su imagen si sus resultados errasen- es la duda manifiesta entre los electores sobre a qué partido votarán en las elecciones del 20-N. El 31,5% duda sobre a quién votará. De este porcentaje, el 27,3% duda entre votar al PSOE o al PP (se correspondería con hasta 3 millones de personas), electores suficientes para que el resultado pudiese ser totalmente diferente. Con los datos que vienen dando todos los sondeos, los porcentajes no parecen equivocarse.

La segunda duda que más se produce entre los electores es votar al PSOE o a IU con un 5,3% representando a hasta 600.000 electores más. Pero esto no quiere decir que vayan a cambiar su voto, estos números podrían corresponderse con las transferencias de votantes de las que tanto hemos oído hablar en los sondeos desde hacer varios meses, posibles ex votantes del PSOE. El PSOE, hay que recordarlo, en este barómetro sólo conserva al 44,9% del electorado que le votó en 2008.

Lo que los políticos están criticando de esta encuesta tiene que ver con otras cuestiones, más que con los resultados. El PSOE sabe que el electorado más izquierdista (aquel que nunca votaría al PP) está desmovilizado, y que Izquierda Unida parece no ser capaz de arrastrarlo. La única posibilidad que tiene el PSOE de que el PP no consiga la mayoría absoluta sería haciendo ver a este electorado, tradicionalmente abstencionista cuando las cosas están mal en la izquierda, volvemos a oír aquello del voto útil para detener a la derecha y sus recortes. Discurso que habría estado bien en cualquier otro momento de la democracia.

Pero los políticos no critican que desde hace casi un año (El País en 5 de diciembre del año pasado daba una diferencia PP-PSOE de 18,8 puntos; el CIS da una diferencia de 16,7 puntos) los medios de comunicación llevan publicando sondeos similares al que el CIS publicó ayer, con diferencias entre los dos grandes partidos superiores a los 15 puntos.

Los ciudadanos tampoco dudan de esta encuesta, ni de las que proporcionan resultados similares, pero son prudentes. En una pequeña encuesta de 214 personas que hemos realizado, el 56,4% creen que dice la verdad. Es más, nadie cree que mientan totalmente, y el 20% están completamente convencidos de que dicen la verdad.

Del mismo modo, el 58,7% creen que los resultados que dan los sondeos influyan en el voto final de las personas. No obstante, sólo le influye al 22% de los encuestados. Lo cual indica que el voto en buena parte está decidido antes de la campaña. Habrá que esperar a ver cómo reaccionan los ciudadanos ante las opiniones de los políticos sobre el resultado del barómetro preelectoral del CIS, que parecen influirles más que el propio sondeo. Probablemente el único elemento que pueda hacer cambiar los datos -no olvidemos que un sondeo es una fotografía estática en un momento determinado- es el debate. Entonces veremos lo que dicen los sondeos en esos momentos tan cercanos a las elecciones.


Por: Álvaro Marchante, Consultor político y cofundador de www.comunicaliza.com web sobre política, comunicación y análisis


Lea también:
- El desplome personal de Zapatero hunde al candidato Rubalcaba
- El Gobierno se escuda en los indecisos para insinuar que aún puede ganar
- Arrollador CIS: mayoría absoluta para el PP y hundimiento socialista
- Rajoy, si gobierna, se enfrentará a un panorama político-social explosivo
- Lea el sondeo completo en pdf>> | Especial Elecciones 20-N>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios