www.diariocritico.com
Miembro de Democracia Real Ya
Miembro de Democracia Real Ya

Año 2011. Yo, indignado

martes 27 de diciembre de 2011, 17:36h
Cuando me pidieron el viernes pasado en la radio, que describiera el movimiento y su evolución, "en una palabra", sólo se me ocurrió, "Despertamos". Sin embargo, no creo que estuviéramos dormidos antes, simplemente es que no hablábamos entre nosotros.

Para mí, el último año ha sido el de los grandes robos. Las pensiones, la sanidad pública, la educación, y todo lo que considerábamos seguro, nos lo están quitando para satisfacer las necesidades de gente rica, que se ha adueñado de grandes sumas de dinero.

Estos días, más que nunca, vemos la injusticia de un sistema en el que ni todos valemos lo mismo, ni las normas son iguales para todos.

Amenazas, deslegitimaciones, intentos de manipulación, insultos y toda suerte de hostilidades por haber reclamado ¿Qué? ¿La separación del poder judicial y político? ¿Un cambio en una ley hipotecaria claramente injusta? ¿Qué se de alternativas a las personas a quienes los bancos dejan en la calle para que sus directivos puedan ponerse sueldos e indemnizaciones millonarias? ¿Qué es eso tan malo que ha hecho el 15M para ser criticado por políticos y las llamadas "gentes de bien"? ¿Reclamar un cambio en la ley electoral? ¿Pedir que se gaste menos en armas y más educación o sanidad?

No somos nosotros los que arruinamos la vida de millones de personas. No somos nosotros los que hacemos que suba el precio de los alimentos provocando miles de muertos por hambre. No es nuestra firma la que ha hecho legal que haya gente ganando auténticas fortunas hundiendo a países enteros en la miseria. 

Esos, los responsables de miles de tragedias, están entre los que toman las grandes decisiones, no entre los que se quejan en una plaza. ¿Por qué las fuerzas del orden no cargan contra ellos? ¿Por qué los responsables de cinco millones de parados campan a sus anchas, y para poner a una pensionista en la calle se presentan 50 agentes armados con cascos y porras?

¿Somos responsables de la situación actual o consecuencia de la misma? ¿Es que acaso, debemos dejar que arruinen nuestras vidas y las de nuestros hijos sin ni tan siquiera tener derecho a quejarnos?

Para el año que entra, se preparan una subida del precio del transporte público en la comunidad de Madrid, y un incremento de un 20% en el recibo de la luz. Pero... ¿Y los sueldos? No, los sueldos al contrario, serán más bajos, se llama: "Reforma laboral"

¿Debemos aceptar que en un mundo con adelantos cada día mayores tengamos que vivir peor que antes? Pero... ¿Quiénes viven peor que antes? ¿Los banqueros que estafaron con prácticas abusivas y permitidas por los políticos a millones de personas y que van posicionándose en los más altos puestos de poder al frente de distintas instituciones y países, o las personas que vivían de un sueldo o de explotar un pequeño negocio y que ahora malviven buscando trabajo o "chapucillas" para poder sobrevivir?

Y cuando hablamos de hacer una manifestación reclamando esto, prácticamente ningún medio nacional se interesó por nosotros, mientras que sin embargo, se hicieron dos entrevistas para la BBC en las semanas previas al 15 de Mayo.

Han pasado apenas ocho meses, y lo que no era más que una manifestación es ahora un movimiento con presencia en los cinco continentes. Después de haber tenido que soportar las tonterías de Esperanza Aguirre y tantos otros, los insultos de la "casta política" más reaccionaria y conservadora, que por un momento vio tambalearse la poltrona (era tiempo de elecciones), recibimos ahora, además, amenazas veladas del nuevo ministro del interior.

Y es que ellos, los grandes banqueros, los que viven de especular con el futuro de los demás, y los políticos que les acompañan, instalados en el "sistema de puertas giratorias", entrando y saliendo de las grandes multinacionales mientras crean leyes a medida para permitirles a los primeros hacer y deshacer a su antojo, son los que más tienen que perder, si la gente descubre quién se beneficia y cómo de lo que está sucediendo.

Cuando se recorta la sanidad pública, se recorta la esperanza de vida de millones de nosotros. Cuando se recorta la educación, se recortan las posibilidades laborales de nuestros hijos. Cuando se recorta en jubilaciones, o atención social, se recorta la calidad de vida de nuestros padres o abuelos. Y mientras recortan, y el número de pobres crece, los ricos de este país son más ricos cada día que pasa.

Tenemos nuevo gobierno, que para revertir la situación actual, ya vaticina todavía más recortes, y aunque son ellos quienes toman las decisiones, somos nosotros quienes pagamos las facturas, y tal vez, haya llegado el momento de hacer bueno aquello de "quien paga, manda", y es que, como dijo Winston Churchill, al entrar Inglaterra en la segunda guerra mundial, "Nosotros no empezamos esto, pero lo vamos a terminar"

Feliz 2012
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios