www.diariocritico.com
Sobre el difícil arte de soplar y sorber

Sobre el difícil arte de soplar y sorber

viernes 20 de enero de 2012, 08:26h
Las agencias de calificación siguen dispuestas a hacer de las suyas, a menos que existan las condiciones para poner controles a su actividad. Pero el enfado que nos provocan no debe confundirnos el entendimiento. Veamos, es cierto que antes nos bajaban la calificación de la deuda por el desequilibrio fiscal y ahora nos la bajan por el estado recesivo a corto plazo de la economía. Y algunos se preguntan, ¿en qué quedamos? Parece que nos come el león de todas formas y las agencias quedan encima como los sheriffs de una mala película del Oeste. 

Vayamos por partes. Es necesario distinguir: a) si su planteamiento carece de lógica, de b) el papel que ellas juegan en este ámbito. Desafortunadamente, su planteamiento tiene alguna lógica: la calificación puede bajar por ambos supuestos; tanto por desequilibrio fiscal como por recesión económica. ¿Pero entonces, nos están pidiendo un difícil ejercicio de soplar y sorber al mismo tiempo? Pues puede ser que las agencias de calificación se desentiendan del asunto y respondan: "Cómo lo resuelvan será su problema, pero la descalificación se produce por varios supuestos".

Por ejemplo, el nuevo Gobierno español está comenzando por atacar el problema del desequilibrio, para después, más adelante, poner el acento en el problema de la reactivación. Insisto en que el tema central es la distancia temporal entre lo uno y lo otro. Si la estabilización se separa demasiado de las medidas de reactivación lo más probable es que nos asfixiemos. Pero si el impulso a la reactivación llega pronto, entonces puede que logremos sorber y soplar consecutivamente, con lo cual, a lo mejor, logramos empezar a respirar.

Ahora bien, otra cosa es el papel que juegan las propias agencias. Porque su comportamiento es más que sospechoso. Por eso no hay que tomarse a broma que la policía italiana haya intervenido en la sede de Standard & Poors, sobre la base de indicios de actuación fraudulenta. Ya son conocidos varios casos de comportamiento impropio y para muchos inmoral. Sin embargo, es poco probable que otros países europeos sigan el ejemplo de Italia y los coloque públicamente en el banquillo. Por eso que la mejor actuación sería a nivel europeo. Por un lado, promover que los clientes privados de estas agencias tomen en serio el papel que están jugando y las consecuencias negativas también para ellos en el largo plazo. Y luego, en el espacio de la Unión, llevar el asunto a los tribunales europeos, en razón de las posibles violaciones que las agencias estén cometiendo sobre la normativa financiera comunitaria. Cierto, todo esto no es tan simple, porque las agencias pueden tener sus sedes fuera del territorio europeo, con lo cual sería necesario que el control sobre ellas se planteara a nivel de la comunidad internacional. En el fondo, todo esto es un capítulo más del problema de la desregulación que goza el mundo financiero en el contexto global. Pero el que la tarea sea larga y procelosa no impide que se comience por diversas vías. Y la acción de la policía italiana, aunque no tuviera efectos judiciales, ya ha logrado algo importante: descalificarlas públicamente.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios