www.diariocritico.com

Claude Guéant aseguró que "todas las civilizaciones no son iguales"

Polémico cruce de descalificaciones en la Asamblea de Francia

Polémico cruce de descalificaciones en la Asamblea de Francia

miércoles 08 de febrero de 2012, 22:00h
El ministro de Interior francés, Claude Guéant, aseguró el pasado sábado en una reunión de jóvenes que "todas las civilizaciones no son iguales", ocasionando una avalancha de críticas. El propio Sarkozy lo defendió argumentando el lunes en la televisión que es "de sentido común" considerar esta 'supremacía' de quienes defienden los valores de la libertad, la igualdad y la fraternidad.
En un país multicultural como Francia era impensable que las palabras de Guéant y Sarkozy no fueran a desatar más reacciones. Efectivamente, Serge Letchimy, un diputado socialista de color originario de la Martinica, le dijo a Guéant en la sesión plenaria del 7 de febrero que hablar de civilizaciones superiores a otras no es de sentido común y que además recuerda al régimen nazi y a la barbarie esclavista.

Letchimy acusó a Guéant de "privilegiar la sombra" y de "intentar arrebatarle votos al Frente Nacional" (de extrema derecha). Añadió además que "su discurso se asemeja cada día más a aquellas ideologías europeas que dieron lugar a los campos de concentración".

La intervención del diputado socialista provocó que la mayoría conservadora y el Gobierno francés abandonaran en conjunto la Asamblea Nacional en medio de una gran indignación y gritos de desaprobación hacia las acusaciones. 

Interrogado acerca de los acontecimientos, François Hollande, el candidato socialista a la presidencia de Francia, se ha negado a pedir las disculpas que le exigieran los conservadores. Ha declarado que prefiere dedicarse a tratar asuntos verdaderamente importantes y no la supuesta supremacía de unas civilizaciones sobre otras.

Pero la respuesta de Hollande emulando a Poncio Pilato no ha acabado de calmar los ánimos. El día siguiente, el miércoles 8 de febrero se abrió la sesión de preguntas parlamentarias al Gobierno y el hemiciclo galo ha continuado siendo la escena de un espectáculo político que casi recuerda al que precedió las anteriores elecciones legislativas en Italia. Cuando el ministro del Interior se disponía a responder a una pregunta de rutina, los diputados socialistas lo han abucheado y algunos le han gritado "¡Fuera! ¡Fuera!", mientras señalaban la puerta con el dedo.

El Presidente de la Asamblea Nacional, Bernard Accoyer, ha indicado que el próximo 14 de febrero se reunirá la Mesa con la finalidad de examinar el profundo malestar causado por la intervención de  Letchimy, que ha calificado de "inadmisible". 

Por este malestar quizás sea conveniente también hacer un repaso a la trayectoria de Claude Guéant. Hace pocas semanas, culpaba a los ciudadanos de origen extranjero de la criminalidad en Francia y se mostraba satisfecho ante los "buenos resultados" de su política de inmigración: un notable descenso de naturalizaciones y de permisos de residencia durante el año 2011. Además, el ministro ha estado detrás de las expulsiones en masa de los gitanos rumanos del pasado 2010 y de los refugiados tunecinos tras las revueltas de la primavera árabe. 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios