www.diariocritico.com

Vuelve pese a haber perdido la visión del ojo izquierdo

El héroe Padilla reaparece este domingo vestido de "esperanza y oro"

viernes 02 de marzo de 2012, 09:44h
Estreno, muy a su pesar, de la nueva etapa de su carrera en la que intentará ser figura, como declaró a nuestro periódico. Y estreno de un traje de luces absolutamente original y revolucionario: color esperanza y oro. Dos palabras que definen lo que pretende Juan José Padilla tras superar, pese a la pérdida del ojo izquierdo por su gravísima cornada de octubre en Zaragoza, y que ha entendido a la perfección el sastre taurino más original y revolucionario, Justo Algaba, contento de que a Padilla le haya gustado tras probárselo este viernes. Diariocrítico les ofrece en exclusiva las fotos de este vestido.
Expectación a tope, quizás también cierto morbo y cartel de 'no hay billetes' ante la reaparición en Olivenza de un Padilla que dice sentirse "al cien por cien de facultades" tras las muchas pruebas y los muchos bicornes a puerta cerrada que ha matado las últimas semanas. El también conocido como 'Ciclón de Jerez', que ya llamó la atención con alguno de sus trajes anteriores, ha apostado ahora por uno muy especial, cuyo nombre consensuó con Justo Algaba, su sastre de cabecera y confianza: esperanza y oro.

Un vestido guardado en secreto hasta el momento en que este domingo se lo enfunde para hacer el paseíllo junto a dos máximas figuras -condición que ahora pretende alcanzar Padilla, habitual casi siempre con corridas duras- como Morante de la Puebla y José María Manzanares, ante toros de una divisa comercial y que tanto gusta a los mandamases del escalafón, la de Núñez del Cuvillo.

La novedad de este traje, que el coletudo ya se probó con satisfacción, aparte de su originalísimo diseño, en el que ha colaborado el diseñador Antonio Cabello, no sólo es el color verde esperanza, sino las hojas de laurel en seda como símbolo de triunfo, "con las que en el Imperio Romano se coronaba la cabeza de los emperadores", cual coinciden Algaba y Cabello, y que también tradicionalmente habla de este árbol curatuvo y que significa en cierto modo la resurrección, cual pretende ahora Padilla.

En definitiva, una prueba importante para el Ciclón, que aunque debe someterse a nuevas pruebas e intervenciones quirúrgicas en la cara, busca hacer una temporada íntegra y llena de contratos, incluida su reaparición en Las Ventas. De momento, su nombre también se cuelga en la tradicional Corrida de Primavera de Brihuega, del sábado 14 de abril, donde precisamente comparte protagonismo con las dos fuguras que le acompañan en Olivenza: Morante y Manzanares. Y con bicornes de otro hierro comercial, Juan Pedro Domecq.

LEA TAMBIÉN

Juan José Padilla: "Mi objetivo esencial es ser figura, más que recuperar la visión"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios