www.diariocritico.com
EREs, Gordillo y Bretón. ¿Tenemos lo que nos merecemos?

EREs, Gordillo y Bretón. ¿Tenemos lo que nos merecemos?

martes 28 de agosto de 2012, 19:28h
Somos la pera. Andalucía ha estado todo el mes de agosto en las portadas de los telediarios por cuestiones que deberían de provocar la vergüenza de todos los andaluces. No somos noticia por haber reducido la cifra de parados en esta época de crisis ni por haber encontrado soluciones alternativas para hacer crecer nuestra economía. No hemos, ni tan siquiera, batido los récords de turismo ni descubierto la fórmula para combatir el cáncer. Aquí, al sur de Despeñaperros sólo se nos conoce en el esto del mundo por tener una administración pública, la Junta de Andalucía, que ha dilapidado docenas de millones de euros en financiar falsos expedientes de regulación de empleo en los que colocaban a destacados miembros del PSOE o de la UGT que jamas la habían doblado. Se nos conoce por darle pávulo a un centenar de jornaleros del SAT liderados por el alcalde de Marinaleda, Juan Manuel Sánchez Gordillo y por Diego Cañamero, que se dedican a robar supermercados y ocupar fincas y entidades bancarias como si estuviésemos en la época de Diego Corrientes o El Tempranillo en pleno siglo XIX. Y, ahora, se nos conoce también por tener un paisano, un tal José Bretón, que presumiblemente no sólo ha matado a sus dos hijos pequeños, sino que los ha calcinado como un carcelero de Dachau haría con los judios. Ejemplarizante, verdaderamente ejemplarizante.

Pero vayamos por partes. La Comisión de Investigación de los EREs fraudulentos en el Parlamento andaluz afronta esta última semana de agosto unas comparecencias que pueden ser claves. Ya han estado los ex consejeros de Trabajo (Recio, Viera, Fernández) que, como era de prever, se han dedicado a tirar balones fuera y a culpar a Guerrero y compañia como si éste fuese el guardian de la caja fuerte. Tras la citación de algún miembro del Ejecutivo actual como Ávila y Martínez Aguayo y del ex presidente y el actual presidente del PP-A, Javier Arenas y Juan Ignacio Zoido, el plato fuerte vendrá el viernes con las comparecencias de Manuel Chaves y Pepe Griñán. No hay que esperar sorpresa alguna. Les adelanto que todos van a decir que desconocían los pormenores del procedimiento. Como si les estuviera viendo. Aquí los únicos que han dicho algo coherente son el ex director general Guerrero, que dio a entender que cumplía órdenes superiores, y el ex interventor de la Junta, Manuel Gómez, quien denunció que la Junta debería de haber tomado medidas cuando se detectaron graves irregularidades. Gómez fue mucho más explícito al poner el ejemplo del vecino: "Si tu vecino, dijo, se asoma a la ventana dando gritos de que sale una columna de humo de tu cocina, ¿no es más lógico llamar a los bomberos que esperar a que alguien te confirme el incendio a través de un fax oficial?". Se supone que el vecino que dio la alarma era la Intervención de la Junta que él dirigía y que el gilipollas que no hizo el menor caso a la advertencia eran los Ejecutivos de Griñán o de Chaves. Más claro, agua. Bueno, pues pese a todo verán como las conclusiones de la Comisión no sacan nada en claro.Gordillo también acaba su marcha roja en Cádiz seguido por los trabajadores de los Astilleros y por decenas de cámaras de televisión de todos los rincones del mundo que dan fe de que esta es la única tierra de toda Europa donde sigue vigente la casi olvidada revolución bolchevique. 

Gordillo es una anacronía viviente de la que hacen bandera algunos progres no reciclados y que pone en tela de juicio todas esas famosas "modernizaciones" que Chaves y Griñán nos han estado vendiendo en los últimos años. Lo mejor que se puede hacer con él es no hacerle ni puto caso y dejarlo en su ínsula barataria de Marinaleda disfrutando de la colectivización jornalera que él ha creado y que le pagamos todos los andaluces con nuestros impuestos a través de las subvenciones que le da la Junta.

Pero como aquí no nos privamos de nada, no íbamos a dejar pasar un verano sin el crimen de rigor. Después del de MariLuz y el de Marta del Castillo necesitábamos otro suceso para que los de Sálvame de Luxe o los contertulios de Ana Rosa Quintana lucieran sus habilidades morbosas y su inefable periodismo de investigación (?). Y hemos dado con otro presunto asesino que en nada tiene que envidiarle a Santiago del Valle o a Miguel Carcaño. El tal José Bretón incluso supera las barbaridades de uno y otro y da pie a que Andalucía vuelva a estar de nuevo en todas las comidillas de España durente semanas.

Es lo que hay. A lo peor sólo tenemos lo que nos merecemos. Disfruten de sus últimos días de asueto porque septiembre se presenta verdaderamente complicado.   
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
3 comentarios