www.diariocritico.com

Arrancan las elecciones germanas

Merkel y Steinbrück votan en Alemania por dos modelos de relaciones con los países del sur: recortes o ayudas a los pobres

Merkel y Steinbrück votan en Alemania por dos modelos de relaciones con los países del sur: recortes o ayudas a los pobres

- La actual canciller garantizó su europeísmo, aunque insistió en que la solidaridad será siempre "con condiciones"
- El socialdemócrata mantuvo que Alemania tiene una responsabilidad con Europa y por ello está obligada a ayudar a los países en crisis

domingo 22 de septiembre de 2013, 10:00h
Los candidatos a la cancillería alemana ya han ejercido su derecho a voto, un derecho que muchos europeos querrían para sí por lo que representan estas elecciones más allá de las fronteras germanas. Tanto la candidata a la reelección, Angela Merkel (CDU), como su rival socialdemócrata, Peer Steinbrück, han incluido sus diferentes posturas ante la crisis de Europa en sus últimos mensajes de campaña. La cuestión: ¿ayudar a los países pobres del sur o mantener el nivel de exigencias para garantizar el saneamiento de las cuentas?

- Encuestas: Merkel será reelegida para un tercer mandato pero sin un aliado de Gobierno claro

- ¿Qué le conviene más a España, una victoria de Merkel o de Steinbrück?
"Ni eurobonos ni emisiones de deuda conjunta", garantizó a los militantes de la Unión Cristianodemócrata (CDU) la favorita en las encuestas, Angela Merkel.

La canciller alemana y candidata a la reelección, Angela Merkel, pidió en su cierre de campaña el voto para lograr un "mandato fuerte" que le permita gobernar cuatro años más y mantener "una Alemania fuerte, un país que es respetado en Europa y que defiende sus intereses en el mundo".En su último gran mitin de campaña antes de que mañana abran los locales electorales, ante sus simpatizantes y decenas de medios de comunicación llegados a Berlín de toda Europa, Merkel subrayó los éxitos de su gestión y garantizó su europeísmo, aunque insistió en que la solidaridad será siempre "con condiciones".

La crisis todavía no está superada, advirtió, y es necesario que los países del euro emprendan las reformas que Alemania ya hizo en su día.

Alemania, recordó, fue durante años el "enfermo de Europa", hizo cambios que no gustaron a muchos, como elevar la edad de jubilación a los 67 años, y mejoró así sus cimientos para lograr el "éxito colectivo" que es hoy.

Apenas desgranó su programa electoral, pero sí repaso sus éxitos -el bajo índice de paro, la alta ocupación y la estabilidad presupuestaria- y rebatió las promesas de la oposición socialdemócrata.

"La política no crea puestos de trabajo", recalcó para señalar que su objetivo es crear el clima óptimo para emprender y para que los empresarios generen empleo.

En ese contexto, rechazó la promesa estrella del Partido Socialdemócrata (SPD), la implantación de un salario mínimo interprofesional, defendió la fijación de esos salarios mínimos a través de la negociación colectiva de los agentes sociales y descartó de plano una subida de impuestos.

Steinbrück recuerda la deuda del nazismo

Por su parte, el candidato socialdemócrata a la cancillería alemana, Peer Steinbrück, quien ya ha reiterado que no está dispuesto a asumir ningún ministerio en una eventual gran coalición con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de la canciller Angela Merkel, se posicionaba respecto a Europa de una manera bien distinta.

En uno de sus últimos actos de campaña en Fráncfort que Alemania tiene una responsabilidad con Europa y por ello está obligada a ayudar a los países en crisis.

"Hubo un tiempo en que otros nos ayudaron a nosotros y eso se llamó Plan Marshall", dijo Steinbrück en el acto, en el que se dedicó a responder preguntas de los asistentes.

"Nuestros vecinos, poco después de haber sufrido la ocupación nazi, nos permitieron participar desde el comienzo en la integración de Europa", agregó.

"Tenemos un interés económico porque la desintegración de la eurozona significaría un retroceso de 30 o 40 años para la UE y si eso a alguien le resulta demasiado patético les recuerdo que también tenemos un interés económico", dijo Steinbrück.

No hay ningún país que dependa tanto de las exportaciones como nosotros y sin el euro tendríamos problemas de revaluación que afectarían a las empresas, señaló.


Lea también:

- Merkel se queda sin rival electoral por el patinazo de una 'peineta'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios