www.diariocritico.com

El Congreso de EEUU supera por primera vez un veto de Bush

El Congreso estadounidense superó este jueves por primera vez un veto del presidente George W. Bush a un proyecto de ley, en este caso una iniciativa sobre infraestructuras hídricas.

En una votación llevada a cabo este jueves en el Senado, la iniciativa legislativa que permitirá la puesta en marcha de cientos de proyectos de infraestructuras para el agua superó el veto que impuso el jefe de la Casa Blanca el pasado 2 de noviembre.

Con 79 votos a favor y 14 en contra, el Senado de mayoría demócrata superó el veto del mandatario, al obtener el apoyo requerido de al menos dos tercios del plenario.

El martes la Cámara de Representantes superó el veto del presidente con 361 votos a favor y 54 en contra.

Este proyecto de ley propone la inversión de 23.000 millones de dólares en la reparación de daños ocasionados por huracanes, la restauración de pantanos y la prevención de inundaciones en todo el país, entre otras tareas.

El veto a esta iniciativa era el quinto de Bush desde que llegó a la presidencia de Estados Unidos hace siete años, si bien pasó los primeros cinco años y medio de su administración -con mayoría republicana en el Congreso- sin ejercer este poder.

Dos de los cuatro vetos anteriores de Bush estaban relacionados con la dotación de fondos para la investigación con células madre, el tercero estaba vinculado a los presupuestos de la guerra de Irak y el cuarto impidió ampliar la cobertura de salud de los niños más desfavorecidos.

La última vez que el Congreso superó un veto fue en noviembre de 1997 durante el mandato de Bill Clinton y en relación al presupuesto general.

Pero este no ha sido el único revés sufrido por el presidente Bush esta semana. El miércoles el Congreso de EEUU recortó en 3.000 millones de dólares los fondos del Departamento de Defensa destinados a la seguridad en la frontera con México para el año fiscal de 2008, que comenzó el pasado primero de octubre.

Esta disminución en la partida de gastos previstos por el Departamento de Defensa se enmarca en las negociaciones que la Cámara de Representantes y el Senado mantienen para aprobar, con un mes de retraso, los Presupuestos Generales del Estado de 2008.

Los 3.000 millones de dólares iban a servir para financiar agentes de la Patrulla Fronteriza, vehículos, puestos de control, vallas y torres de observación.

Esta partida estaba incluida en la reforma migratoria que promovió el presidente a principios de este año y que fracasó en el Senado a finales de junio.

La decisión del Congreso de recortar parcialmente el presupuesto del Departamento de Defensa causó un gran enfado en el lado republicano, que acusó a los demócratas de obstaculizar los planes del Gobierno de reforzar la seguridad fronteriza.

En un comunicado, el legislador republicano Whip Roy Blunt señaló que a los estadounidenses "les preocupa la seguridad en las fronteras, pero esta inquietud sincera y legítima ha sido enterrada por los demócratas".

"Si (los demócratas) quieren recuperar la confianza y la fe de los estadounidenses, esta partida, como mínimo, tendrá que ser metida en los presupuestos".

En este sentido, los legisladores esperan que este gasto sea incorporado en el presupuesto de otro departamento, previsiblemente en el de la Seguridad Nacional.

Bush y el Congreso mantienen fuertes diferencias sobre el presupuesto de 2,9 billones de dólares que pide el mandatario estadounidense para este ejercicio y con el que pretende lograr un superávit en el horizonte de 2012.

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios