www.diariocritico.com

De Morán a Moratinos

Hubo un ministro español de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, que quiso ser alcalde y salió derrotado de forma estrepitosa por Alvarez del Manzano. Quizá su gran error fue querer presentarse como Tierno 2. Ese ministro pasó a la historia por ser el más utilizado en los chistes de despistado, pues de ello tenía fama, pero en el poco tiempo que le conocí ejerciendo como oposición en el Ayuntamiento, me pareció una buena persona, un hombre honrado, nada comparable al ministro que ahora ejerce de jefe de la diplomacia española, Miguel Ángel Moratinos, un auténtico desatino en su gestión.

En plena visita oficial de los Reyes de España a Ceuta y Melilla, en pleno arrebato de Marruecos por esa visita de los Reyes y la reivindicación sobre estas dos ciudades españolas, Moratinos no tiene otra ocurrencia que decir que cada país defiende lo suyo, comprometiendo la visita real y la españolidad de ambas ciudades. Con sus palabras, Moratinos reconoce implícitamente que Marruecos tiene derechos sobre Ceuta y Melilla, y eso es mentira, pero si lo dice un ministro español de Asuntos Exteriores, es una auténtica barbaridad.

El sultán de Marruecos, crecidito él, amenaza con que la visita de los Reyes traerá consecuencias y exige la devolución de Ceuta y Melilla. No se puede devolver lo que no es suyo. Lo único que tiene derecho el sultán a que se le devuelva, y España a devolvérselo, es el colectivo de inmigrantes marroquíes ilegales que hay en España, muchos de ellos en nuestra Comunidad. Así que si el sultán quiere devoluciones, empecemos por sus compatriotas que entraron ilegalmente en nuestro país y que en tal situación permanecen. Pero me da que el sultán no quiere esa devolución, y desea que sus compatriotas permanezcan en tierra ajena.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios