www.diariocritico.com
'Por este congreso ha pasado un tsunami'

"Por este congreso ha pasado un tsunami"

domingo 27 de julio de 2014, 12:09h
Qué duda cabe: este congreso extraordinario ha sido diferente a los congresos que los veteranos conocíamos. "Por aquí ha pasado un tsunami", me comentaba un colega que también acumula trienios cubriendo informativamente este tipo de actos. "No conozco a casi nadie de la nueva ejecutiva; ni de nombre, ni de cara", confesaba otro de los muchos periodistas que pululaban por el inmenso hotel donde se celebraba el tumultuoso congreso. Y es cierto: el tsunami ha acabado con muchos rostros conocidos, 'los de siempre' y ha hecho aflorar un partido nuevo, el partido que va a estar dirigido por alguien que, como Pedro Sánchez, era casi un desconocido -salvando su participación en algunas tertulias televisivas-hace apenas siete meses.
 
Es lo primero que se percibe cuando paseas por los enormes pasillos abarrotados de delegados e invitados: la edad media se ha rejuvenecido. Lo segundo que choca es la ausencia en esos pasillos de tantos veteranos que han protagonizado la historia de los últimos cuarenta años: ni Yáñez, ni Guerra, ni otros que estaban en aquella famosa 'foto de la paella', aquel grupo de militantes sevillanos que se harían, gracias a un 'pacto del Betis' con vascos y madrileños, con el control del PSOE en el congreso de Suresnes, octubre de 1974, casi cuarenta años ya. Ni están Nicolás Redondo, ni Pablo Castellanos -que pronto abandonó el partido--, ni Enrique Múgica, ni José María Benegas -a quien desde aquí deseo una pronta recuperación--, ni Eduardo Martín Toval, ni Carlos Solchaga, ni, por supuesto, Narcís Serra... Todo eso pertenece ya al pasado y ni está en 'este' PSOE de 2014, ni se le espera. Ni siquiera he visto a José Luis Rodríguez Zapatero, con quien algunos, algo malévolamente, han querido comparar a Pedro Sánchez, sin demasiada razón, esta es la verdad.
 
Y si estaba Felipe González era ya casi como un icono. A Felipe los militantes le respetan, independientemente de cuál fuese su última deriva política y cuál esté siendo su actual deriva económica. Pero la verdad es que en el PSOE de Susana Díaz, de Pedro Sánchez, de César Lueno, etcétera, Felipe pinta muy poco; ha quedado para los libros de Historia, con mayúscula, y para los de historia, con minúscula. Ocupó veintidós años de la trayectoria del partido que fundó Pablo Iglesias, ascendió a lo más alto...y ya está.
 
Los congresistas e invitados son gentes con una composición sociológica de perfil profesional, clases medias muy lejanas al perfil obrero que fundó el partido. Ignoro cuál es la edad media de los congresistas, pero no debe andar muy por encima de los cuarenta años; más o menos, como la ejecutiva. Todos quieren hacerse 'selfies' con 'Pedrou', que es como le aclaman las 'jóvenas' y no tan 'jóvenas', que se lanzan a sus brazos, le achuchan y complican su trayecto por los pasillos. Y claro que hay descontentos: más Madina, que ha quedado como un referente malhumorado más que como el embrión de una 'oposición interna', que el otro candidato, Pérez Tapias, que no ha perdido, lo he constatado, el buen humor en ningún momento. Tampoco lo ha perdido el presidente asturiano, Javier Fernández, que se ha quedado algo en la reserva, cuando debería haber ocupado puestos muy destacados en este partido refundado, y que nadie me diga que es que tiene sesenta y tantos años, porque esto no es una mera cuestión de edad, aunque muchos crean que ser joven es condición necesaria y suficiente. Del otro gran 'descolgado', el extremeño Guillermo Fernández Vara, nada se supo.
 
Ahora falta, claro, saber qué ofrecerá el PSOE de rostros renovados. ¿Ideas también renovadas? Para saberlo no basta con los discursos más o menos brillantes en la clausura de un congreso aplaudidor. Este lunes, cuando el flamante secretario general Pedro Sánchez se entreviste con Mariano Rajoy, tendremos una primera muestra de si el líder socialista -y, ahora, de la oposición-se muestra algo más pragmático que cuando ordenó a los suyos no votar a Juncker en Bruselas, o cuando aseguró, tajante, que no pactará con la derecha. O que la regeneración pasa necesariamente por la 'jubilación' de ese Rajoy con quien está, que lo sepa desde ahora, condenado a entenderse.


Lea también:
Todo sobre el 38º Congreso Extraordinario del PSOE>>
- Se dice, se comenta: Madina y Tapias no se creyeron la integración de Sánchez
- Rubalcaba, en su adiós: "Seré miembro activo del PSOE toda mi vida"
- El Congreso se inicia con controversia sobre la nueva dirección
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios