www.diariocritico.com
Cara a cara en la nuestra

Cara a cara en la nuestra

miércoles 25 de febrero de 2015, 08:09h
Siempre he estado convencido de que uno de los grandes errores que cometió Javier Arenas en la campaña electoral para los comicios andaluces de 2012 fue el de no acudir al debate cara a cara con Pepe Griñán en Canal Sur. Sus entonces consejeros aulicos le advirtieron que, dado el cariz que mostraban las encuestas de una clara victoria por mayoría absoluta del PP, un debate en un medio "hostil" como es la RTVA podría perjudicarle en sus aspiraciones a alcanzar la Presidencia de la Junta, Y esa ausencia, esa silla vacía, jugó en su contra gracias a la campaña que el PSOE y sus voceros mediáticos propagaron. Fue una gran oportunidad perdida en la que Arenas tenía en sus manos todas las bazas de la corrupción de los EREs fraudulentos para destrozar lo poco que quedaba de su rival político, Claro que algún listillo con mando en plaza se pasó de rosca aconsejando que el escándalo de los EREs no daba más de sí y que la gente estaba harta de tanto debate sobre corrupción. El tiempo, que todo lo pone en su lugar, ha dejado claro que lo de los EREs no sólo no estaba agotado sino que, gracias a la concienzuda investigación de la juez Mercedes Alaya, iba a acabar dos años después empitonando al mismísimo Griñán, obligándole a dimitir e imputándolo a él y a su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, así como a una decena de consejeros...Y, pese a ello, los valiosos asesores arriolistas de Arenas, esos que se columpiaron con las encuestas y los sondeos previos, decían que el tema de los EREs no tenía más recorrido. No te joden los profetas.

Ahora, tres años más tarde, vuelve la polémica sobre los debates televisivos y, qué curioso, ahora es Susana Díaz quien se niega a acudir a esa su casa que ellos con toda propiedad llaman "la nuestra" a discutir ante los telespectadores andaluces de Canal Sur su programa de gobierno con el candidato del PP-A, Juanma Moreno. Uno entiende que Izquierda Unida, todavía con representantes en la Cámara andaluza, quiera estar presente en esos debates, incluso que el PA, UPyD y hasta Podemos y Ciudadanos pidan un sillón en el estudio para que el personal le ponga cara a sus candidatos, pero seamos serios, si un cara a cara entre los dos principales candidatos no va a tener un share superior al diez por ciento y va a estar bastante lejos del Gran Hermano VIP, ya me dirán la audiencia que conseguiría un debate a cinco con unos y otros en plan gallinero. Menos que los documentales de la 2.

Uno no es que sea un voraz consumidor de debates políticos electorales, a mí como a la gran mayoría de los espectadores, me aburren una hartá y prefiero emplear mi valioso tiempo, por lo escaso que es cada vez, en menesteres menos pesados y tediosos, pero no cabe duda de que los medios de comunicación están empeñados en analizar cada uno de los momentos claves de esas intervenciones para arrimar después cada uno su ascua a su sardina pontificando que el debate lo ha ganado Susana o Juanma por un amplio margen, Todo mentira, todo un cuento que no engaña a nadie. Me da la impresión de que la mayoría del electorado andaluz tiene ya bastante decidido su voto y que, a excepción hecha de algunos indecisos, el bluff Susana se va a hacer con una escasa mayoría que no le va a servir, ni tan siquiera para catapultarse hacia Madrid. En buena lógico aquí lo que nos queda es un gobierno en minoría con apoyos puntuales de unos u otros o, Dios no coja confesados, un pacto de gobierno a cara de perro entre las dos candidatas de la izquierda, entre Susana y Teresa, entre el PSOE y Podemos. Porque la lógica del pacto entre los dos partidos mayoritarios, PSOE y PP, está descartada. Como decía El Guerra, lo que no puede ser no puede ser, y además es imposibles.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.