www.diariocritico.com

Artur Mas y Pedro Sánchez arrancan 2016 en manos de la CUP y Podemos

> En Cataluña se vuelve a votar el apoyo al candidato de JxS y en Madrid los de Pablo Iglesias deciden si mantienen la línea roja del referéndum

sábado 02 de enero de 2016, 11:07h

El curso político del nuevo año mantiene a Artur Mas y Pedro Sánchez en manos de la CUP y Podemos. El primero se somete de nuevo a una reunión de los anticapitalistas, esta vez en versión reducida, para dirimir el empate del pasado domingo entre quienes apoyan su investidura y quienes la rechazan. El líder socialista necesita por su parte que los de Pablo Iglesias den marcha atrás en su exigencia de un referéndum en Cataluña, el único clavo ardiendo al que podría agarrare para al menos intentar negociar un pacto de Gobierno. Todo indica que lo tiene ciertamente complicado y deberá resignarse a unas nuevas elecciones en las que peligra incluso su propia candidatura.

Artur Mas y Pedro Sánchez arrancan 2016 en manos de la CUP y Podemos
(Foto: EFE)

Fin de semana caliente para arrancar 2016, clave para que Cataluña pueda investir a un nuevo presidente de la Generalitat o prepararse para unas nuevas elecciones autonómicas. Dada la incertidumbre de las encuestas sobre el apoyo al proceso independentista, todo indica que la CUP cederá por la mínima y casi en el último minuto y permitirá a Artur Mas seguir ostentando el título de ‘molt honorable’.

La CUP ha optado este fin de semana por un formato ‘reducido’ con una reunión de sus dirigentes territoriales y sus 10 diputados en el Parlament, un Consejo Político que repetirá las votaciones del pasado domingo para decidir entre dos escenarios en un pleno de investidura del Parlament: si dan dos votos y 8 abstenciones a Mas para ser investido o si, por lo contrario, le dan cinco votos a favor y cinco en contra --o diez abstenciones--, lo que a la práctica supondría rechazarle.

En la reunión del domingo ganará la opción que obtenga la mayoría absoluta en un máximo de tres rondas, y la formación ha prometido que encontrará el mecanismo para dar una respuesta aunque se repita el empate que se vivió en la asamblea nacional de hace una semana --1.515 votos a favor de Mas y 1.515 en contra--.

Las posturas siguen más o menos iguales que hace una semana, aunque al parecer con ligera ventaja del ‘si’ a Mas por el miedo a concurrir a unas nuevas elecciones. No obstante, nadie se atreve a aventurar el resultado de la cita de la CUP este domingo.

En el PSOE, Pedro Sánchez busca algún resquicio que le permita sortear la línea roja que le han impuesto los barones con el referéndum sobre la independencia de Cataluña que Pablo Iglesias dibujó en la misma noche del 20D. Este domingo, la cúpula de Podemos debatirá la cuestión en el marco de unas posibles negociaciones con los socialistas.

Habrá que esperar, pero aquí no se esperan sorpresas: Podemos mantendrá la consulta en Cataluña y Sánchez no podrá casi ni sentarse a hablar, en su partido no se lo perdonarían. Es más, en realidad buena parte de los barones no quieren pactar con Podemos una posible investidura ni con referéndum ni sin él.

La repetición de las elecciones es, pues, la primera opción del PSOE y, por lo visto, también de Podemos, donde son conscientes de lo que implica no apearse de una exigencia que los socialistas no pueden asumir. En Ferraz tienen, de momento, problemas más acuciantes como evitar que la rebelión interna ya en marcha no vaya a más.

Primera reunión en Podemos tras el 20D

El Consejo Ciudadano estatal de Podemos, que en total está compuesto por 81 miembros - dirigentes y secretarios generales territoriales, incluido el propio Iglesias-, dará comienzo alrededor de las 11.00 horas, con la lectura en abierto por parte de su secretario general de un informe de la situación del partido, en este caso, tras haber afrontado ya el objetivo para el que nacieron: Las elecciones generales.

Tras el encuentro de este domingo, Podemos tiene previsto mantener reuniones con sus aliados en Cataluña --En Común, ICV y EUiA, Galicia (Anova y Esquerda Unida) y Comunidad Valenciana (Compromís). Con ellos tratarán también de perfilar su estrategia para conseguir tres grupos propios en el Congreso, independientes al de la formación morada, tal y como acordaron para concurrir juntos, según informa Europa Press.

Aunque la formación morada ha puesto el acento posteriormente sobre otras prioridades, como su 'Ley de emergencia social' --que incluye, por ejemplo, la paralización de los desahucios sin alternativa habitacional--, siguen manteniendo como condición el derecho a decidir, en línea con las demandas de sus socios de En Común, liderados por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con los que concurrieron en Cataluña.

Además, Podemos ha planteado como condición para poder llegar a cualquier acuerdo su propuesta de prohibir en la Constitución las llamadas 'puertas giratorias' y, mirando directamente al PSOE, ha exigido que "todos los miembros" de cualquier partido que aspire a contar con su apoyo salgan de los Consejos de Administración "o entreguen el carnet".

Los 'barones' de Podemos también podrán aprovechar el encuentro de este domingo para relatar sus experiencias en las Comunidades Autónomas en las que el partido morado permitió con sus votos la formación de Gobiernos socialistas, como es el caso de Castilla-La Mancha, también a cambio de determinadas condiciones.

Otro de los escenarios que barajan en la formación es el de la celebración de nuevas elecciones, una posibilidad que, según señalan sus máximos dirigentes, no es "deseable" pero que tampoco les vendría mal porque, tal y como defienden, cada vez que pasan por las urnas, crecen. De hecho, Iglesias se manifestó "encantado" de volver a concurrir, aunque reconoció que "no es lo que toca ahora".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios