www.diariocritico.com
Pablo Iglesias: 'Usted, señor Rajoy, pasará a la historia como el presidente de la corrupción'
Ampliar
(Foto: Dani Gago/Podemos)

Pablo Iglesias: "Usted, señor Rajoy, pasará a la historia como el presidente de la corrupción"

- Rajoy dice que Iglesias ni puede ni debe gobernar porque iría contra el interés de España

martes 13 de junio de 2017, 12:44h

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se ha presentado este martes como candidato alternativo a la presidencia en la moción de censura contra Mariano Rajoy frente al "modelo de precariedad y corrupción" del PP. Sabiendo que la moción va a decaer, Iglesias se ha centrado en destacar un discurso de la esperanza contra el miedo para destacar la utilidad de plantarle cara al Gobiero de Rajoy. Iglesias ha asegurado que el PP ya es el pasado y que Mariano Rajoy pasará a la historia como el "presidente de la corrupción".

Pablo Iglesias ha defenido su proyecto alternativo frente al Gobierno del PP con un discurso crítico contra la corrupción y la estrategia del miedo del PP. El líder de Podemos se ha presentado como candidato durante el debate de la moción de censura presentada por su grupo después de una primera intervención de Irene Montero y del presidente del Ejecutivo.

"Usted, señor Rajoy, pasará a la historia como el presidente de la corrupción", ha asegurado Iglesias en un discurso que ha durado más de dos horas y media. El líder de Podemos ha continuado con la crítica a la corrupción expuesta por Montero aunque en un tono más contenido e institucional.

En este sentido, el secretario general de Podemos ha explicado que han presentado la moción para intentar evitar la normalización de la precariedad y la corrupción, dos características que, según Iglesias, son propias del modelo político del PP.

El discurso de Iglesias ha incluido una breve referencia directa al PSOE, a quienes ha vuelto a tender la mano para un entendimiento. "Ojalá nos pongamos de acuerdo para sacarles (al PP) del Gobierno más temprano que tarde. Pero seamos francos, no nos digan que es posible con la muleta naranja", ha dicho refiréndose a Ciudadanos.

El líder de Podemos ha apuntado que fue muy "vehemente" al rechazar una alianza que incluyera al partido de Albert Rivera pero ha añadido que el tiempo le ha dado la razón al ver a Ciudadanos como sostén del PP.

Las medidas de Iglesias

El candidato de Unidos Podemos también ha expuesto algunas medidas como parte de un programa amplio, empezando con una batería de propuestas de regeneración y de lucha contra la corrupción. Así, Iglesias ha defendido la necesidad de revisar la regulación de las contrataciones públicas, hacer un plan nacional de lucha contra el fraude, impementar una nueva ley de financiación que limite el endeudamiento bancario o adscribir a la política judicial a los juzgados y tribunales para que no dependan del Gobierno.

Iglesias también ha propuesto hacer una ley anti-puertas giratorias, modificar el mecanismo de nombramiento del Fiscal General del Estado, acabar con el secreto bancario, introducir en el Código Penal el delito de enriquecimiento ilícito o crear una unidad especial para recuperar el dinero defraudado.

El líder de Podemos también se ha centrado en el ámbito econónomico, en el que ha propuesto también varias medidas como la realización de un plan de transición energética, profundizar en una política industrial activa que beneficie a sectores estratégicos, derogar las dos últimas reformas laborales o incrementar el salario mínimo hasta los 950 euros.

Las medidas para alcanzar una igualdad real entre hombres y mujeres o las políticas de inversión para recuperar el estado del bienestar han sido otros de los ejes que ha mencionado Iglesias.

El líder de Podemos ha puesto a Portugal como ejemplo de reformas económicas y ha apostado por priorizar el gasto social sobre el pago de la deuda y avanzar en una reforma progresiva de los impuestos para que paguen más los que más tienen.

La cuestión territorial también ha sido una parte importante de la intervención de Iglesias. El líder de Podemos ha apostado por buscar soluciones democráticas para que los catalanes puedan expresar su voluntad pero también ha defendido un modelo en todo el Estado que reconozca la plurinacionalidad de España.

"Acoso al discrepante"

Iglesias ha conseguido su esperado cara a cara con el presidente del Gobierno ya que, al igual que con Montero, Rajoy ha salido a la tribuna para hacer la réplica. El líder del PP ha respondido a la intervención de Iglesias con críticas directas a su visión política y ha aplicado un tono más duro contra las pretensiones del candidato.

"Señor Iglesias, los españoles no quieren que les gobierne usted", ha asegurado Rajoy. El líder del PP ha asegurado que Iglesias no sólo no puede convertirse en presidente al no contar con apoyos suficientes sino que tampoco debería ya que, según Rajoy, un Gobierno de Iglesias iría en contra de los intereses de España.

El presidente del Gobierno ha asegurado que no comparte el proyecto político y la visión de España que ha explicado el candidato de Unidos Podemos. En respuesta a la cuestión territorial, por ejemplo, el presidente ha asegurado que no es compatible defender la soberanía nacional con apostar por un referéndum sobre la independencia de Cataluña y que no cabe la posibilidad de que esta consulta sea pactada.

Pero además, Rajoy ha acusado al secretario general de la formación morada de tener un estilo político de "acoso al discrepante", en referencia tanto a la actitud con respecto a los otros partidos como a los medios de comunicación.

En otro momento de su intervención, el líder popular ha centrado sus críticas en las formas de Iglesias y le ha acusado de entender el parlamentarismo como una tertulia televisiva o como un espectáculo. Rajoy ha asegurado que el líder de Podemos no es de fiar, a lo que Iglesias ha respondido que lo que es poco fiable es tener tantos amigos en la cárcel.

En total, ha habido 8 réplicas entre Iglesias y Rajoy aprovechando que el reglamento del Congreso no estipulaba un límite entre estos turnos de palabra entre el presidente y el candidato. Sin embargo, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha acabado estableciendo un receso tras más de 7 horas y media seguidas de debate, consumidas exclusivamente por Iglesias, Montero y Rajoy.

En general, el debate se ha desarrollado con un tono duro, pero sin el nivel de estridencia que se alcanzó en el debate de la moción contra Cristina Cifuentes. El único incidente destacables han sido las protestas que llegaban de la bancada sobre todo del PP interrumpiendo incluso el discurso de Iglesias. "Estoy oyendo cosas que incluso le sonrojarían a usted, señora presidenta", se ha quejado el líder de Podemos que también se ha lamentado de que no hubiera micrófonos para que la televisión capatara las palabras de los diputados del PP.

Durante el receso de la tarde, el líder de Podemos ha asegurado que le ha llamado la atención el estilo desplegado por Rajoy, puesto que, según Iglesias, estaba más orientado a una confrontación más bronca. "Creo que hoy Rajoy no ha estado a la altura", ha apuntado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios