www.diariocritico.com

Intervenidas más de 5.000 prendas de marca falsificadas

La Policía Nacional ha intervenido más de 5.000 prendas falsificadas de conocidas marcas valoradas en más de 520.000 euros en una operación en la que han sido detenidos tres individuos en Madrid que, además de distribuir las falsificaciones, compraban y vendían objetos robados.
La operación, denominada 'Reno II', comenzó el pasado mes de noviembre, cuando agentes la UDEV Central del Grupo VI y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Pamplona desarticularon un grupo organizado dedicado a la comisión de diferentes delitos contra las personas y el patrimonio, entre los que se encontraban robos con violencia. En esta operación fueron detenidas 17 personas de nacionalidad rumana y en los registros se intervino multitud de ropa de marca robada.

Como consecuencia de esta investigación se logró determinar que los tres detenidos ahora adquirían, a sabiendas de su procedencia ilícita, los efectos sustraídos en los robos que perpetraba la organización. Estos objetos eran posteriormente vendidos con apariencia de absoluta legalidad. Los detenidos son H.C.K., natural de Marruecos, de 36 años; K.S.A.C., de la misma edad y natural de Málaga, y L.C.K., nacida en Madrid, de 29 años.

Prendas de alta calidad

Los agentes pudieron constatar que no sólo se dedicaban a esta modalidad delictiva. También distribuían prendas de ropa falsificadas, de muy alta calidad y difícilmente detectables, de marcas de reconocido prestigio. Las gestiones realizadas permitieron localizar sus domicilios, así como la ubicación de las tiendas y almacenes donde se ocultaban el stock de las prendas. Todos ellos se encontraban en Madrid capital, excepto uno que estaba en la localidad madrileña de Leganés.

En los registros realizados fueron intervenidos objetos robados y gran cantidad de material falsificado, que tuvo que ser trasladado hasta las dependencias policiales en un camión de gran capacidad. Además en uno de los almacenes registrados se localizaron también  multitud de prendas de marcas blancas, es decir, sin marca ni etiqueta de ningún tipo, preparadas para ser transformadas en prendas falsas de alguna marca mediante el estampado o bordado de los correspondientes logotipos.

En la tienda que tenían abierta al público tan solo había una pequeña cantidad de prendas falsificadas, mezcladas con otras originales, que servían de muestra para la clientela. Así pretendían evitar fuertes sanciones en el caso de que se llevara acabo alguna inspección en el local. Los agentes también intervinieron miles de etiquetas de tallaje y del fabricante, diversos polos originales con retales recortados con el fin de servir de muestra para falsificaciones, prendas de marcas blancas, 8.200 Euros en metálico, 18 relojes, una catana y un vehículo Chrysler Voyager.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios