www.diariocritico.com

Entrevista a Pablo Ortiz Betés, director general de Digna Biotech

Pablo Ortíz Betés: "La investigación debe aportar más beneficio"

Nació en Madrid en 1955. Se licenció en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid en 1978, y en 1990 leyó su Tesis Doctoral sobre patología experimental y cirrosis humana. Su carrera profesional comenzó en el año 1979 en Europharma, perteneciente al Grupo Boehringer Ingelheim, en la que llegó a desempeñar el puesto de Director Médico. En el año 1992 se incorporó al Departamento Médico de Boehringer Ingelheim España donde trabajó en las áreas de Analgesia, Metabolismo y OTC (medicamentos de venta libre sin receta). Es autor de más de 30 artículos en distintas revistas internacionales de reconocido prestigio
¿Quién y por qué se creó Digna Biotech?
Digna Biotech se creó en el año 2003 por dos fundaciones llamadas FIMA (Fundación para la Investigación Médica Aplicada) y FUNA (Fundación Universitaria de Navarra) junto con un grupo de inversores del ámbito financiero y empresarial con la intención de desarrollar la propiedad intelectual que se iba a generar en el CIMA de la Universidad de Navarra.

¿Por qué se decidió establecer la sede de la compañía en Madrid y Pamplona al mismo tiempo?
La sede social de Digna Biotech está en Pamplona, pero en realidad nuestra actividad está repartida entre Madrid y Pamplona.  En Madrid están las oficinas centrales de la compañía y la División de Productos Farmacéuticos. En Pamplona está la División de Productos Diagnósticos y el personal directamente asignado a proyectos de I+D e integrados en la estructura del CIMA.
Esta  decisión se tomó porque nuestra tarea requiere la interlocución con otras compañías farmacéuticas y biotecnológicas. Desde Madrid se tiene un acceso más fácil a estas compañías, tanto a las que están físicamente en Madrid, como a las que están en Barcelona o en otras partes de España. Para nosotros, también es muy importante la cercanía que existe con la agencia reguladora y con los organismos públicos que son claves para la financiación de estos proyectos de desarrollo de larga duración y alto riesgo, como es el CDTI.
Por otro lado, también necesitamos estar en Pamplona porque es donde está el CIMA de la Universidad de Navarra que es nuestro centro de I+D y con el que necesitamos trabajar estrechamente.

¿Qué valor aporta Digna Biotech al CIMA?

El valor que Digna Biotech aporta al CIMA es la proximidad al mercado, así como la posibilidad de rentabilizar la investigación que allí se hace. Seríamos como su departamento de desarrollo. En definitiva, es una relación de simbiosis absoluta. Para nosotros, el CIMA de la Universidad de Navarra es lo que nos permite diferenciarnos del resto de compañías biotecnológicas europeas. Para el CIMA, Digna Biotech representa la posibilidad de autofinanciarse a medio plazo.

¿Cuáles son los hitos que ha alcanzado la compañía desde el comienzo de sus actividades, en el año 2004?
Para nosotros, los hitos más importantes que hemos alcanzado en estos años son los acuerdos de licencia con ISDIN y Ferrer, el acuerdo de financiación de la Cardiotrofina-1 con Clave Mayor y Suanfarma Biotech, y el inicio de los ensayos clínicos en fase II con el p144 en un tiempo record. Otro logro importante ha sido conseguir  financiación pública. En este sentido, la aprobación por parte del CDTI de nuestros primeros proyectos ha sido clave.
También hemos conseguido la concesión de la denominación de medicamento huérfano para el p144 en las indicaciones de esclerodermia y morfea, tanto por parte de la EMEA como por parte de la FDA; y de la Cardiotrofina-1 para el transplante de órganos sólidos por parte de la EMEA. 

En la actualidad, ¿Cómo se financian las actividades de Digna Biotech?

Actualmente, Digna Biotech se financia a través de las ampliaciones de capital que realizan los socios fundadores de la compañía, los cuales han mantenido su ilusión desde el comienzo del proyecto. Aparte, desde hace dos años contamos con financiación del CDTI que ya hemos comentado anteriormente, y que ha sido muy importante no sólo por la cuantía de la financiación sino por la obligación que imponen a la hora de estructurar los proyectos y el prestigio que supone obtener su respaldo. Además, hemos conseguido financiación a través de los acuerdos de licencia que ya hemos comentado, y por último a través de la externalización de proyectos como la Cardiotrofina-1 al mundo financiero que hemos iniciado este año, y que esperamos repetir con otros proyectos. En ese sentido ya contamos con el apoyo financiero de dos fondos de capital riesgo. Uno de ellos es Suanfarma Biotech, el cual está dedicado íntegramente al sector biotecnológico y farmacéutico. El otro es Clave Mayor, al que estamos especialmente agradecidos por ser el primero que materializó su inversión en un proyecto de Digna Biotech.  

¿Qué opina de la entrada de fondos de capital riesgo en empresas biotecnológicas?
Hasta ahora en España apenas habían existido experiencias en este campo. Ahora parece que los fondos de capital riesgo se están moviendo con más intensidad entre las empresas biotecnológicas. Creo que en el futuro, la entrada de estos fondos será absolutamente esencial para el desarrollo del sector biotecnológico. En este sentido, la tarea que ha iniciado Genetrix y Suanfarma es de gran relevancia para todos nosotros.
 
¿Han alcanzado otros acuerdos de colaboración con centros de I+D aparte del CIMA?
Hemos establecido acuerdos con centros de desarrollo como NeoMPS (Estrasburgo, Francia) para la producción de péptidos con normativa GMP, así como con Biotecnol (Oeiras, Portugal) y Sicor (Lituania) para la producción de proteínas con normativa GMP. También hemos alcanzado un acuerdo con Dro Biosystems (San Sebastián, España) para la producción de proteínas sin normativa GMP.
Además, tenemos un acuerdo preferencial con los centros de I+D de la Universidad de Navarra como son el CIFA (Centro de Investigación de Farmacología Aplicada) y el Centro de Desarrollo Galénico de la Facultad de Farmacia.

¿Qué productos de Digna Biotech espera poner en el mercado en los próximos años?

En el año 2008 esperamos poner nuestro primer producto en el mercado. Este es un kit Elisa que determina el nivel de anticuerpos anti-ePCR, y por tanto predice el riesgo trombótico. En el año 2009 podría comercializarse el URIFIB, otro producto diagnóstico que a partir de muestras de orina detecta el grado de fibrosis que tiene el paciente. Este producto puede tener un gran impacto en el diagnóstico y seguimiento de los pacientes con cirrosis hepática. En el año 2010 esperamos tener en el mercado nuestro primer producto terapéutico que será el p144 en forma de crema para el tratamiento de la esclerodermia. Por último, en el año 2011 esperamos lanzar el vector de terapia génica para el tratamiento de la porfiria.

¿Qué opina sobre la evolución de la Ciencia y la Tecnología de Madrid en los últimos 10 años?
En los últimos 15 años, la evolución que ha experimentado la ciencia en España ha sido espectacular. En concreto en la Comunidad de Madrid, la ciencia que se produce es excelente, tanto en calidad como en cantidad. La producción científica del CSIC y de las distintas universidades madrileñas no tiene nada que envidiar a la que se genera en cualquier otra región europea desarrollada. Sin embargo, tenemos una deficiencia enorme a la hora de proteger los descubrimientos que hacemos en investigación básica. No es razonable las mínimas tasas de retorno que se están consiguiendo con una investigación básica de excelencia como la que tenemos. En este sentido, el desarrollo de compañías biotecnológicas en el entorno del Parque Tecnológico de Tres Cantos ha intentado paliar estas deficiencias en los últimos 3-4 años, y desde mi punto de vista es el camino correcto que hay que seguir potenciando en el futuro.

 Y por último, ¿Qué echa en falta en Madrid para que Digna Biotech pueda desarrollar su actividad de forma óptima?

Nosotros tenemos proyectos con instituciones de gran prestigio en la Comunidad de Madrid como son el Hospital 12 de Octubre, el Hospital Gregorio Marañón o el Instituto de Investigaciones Biomédicas. Sin embargo, al tener nuestra sede social en Navarra, tenemos muy limitado el acceso a los fondos públicos de la Comunidad de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios