www.diariocritico.com

El voto latino de Iowa, pequeño pero creciente

Los latinos de Iowa, una pequeña pero creciente minoría, se han convertido en un grupo "a tener en cuenta" en las elecciones que se celebraron este jueves en el estado y que inauguran la larga y compleja carrera por la Casa Blanca.

Los esfuerzos de la senadora demócrata por Nueva York Hillary Clinton o los del ex gobernador de Massachusetts Mitt Romney para cortejar el voto hispano y asegurar que participan en los "caucus" de la noche del jueves son un buen ejemplo de su incipiente protagonismo.

Se trata, según explicó a Efe Fabiola Rodríguez, directora de comunicación para el mercado hispano de Clinton, de una apuesta no sólo por el presente sino también por el futuro, al confiar en que cada vez más de esos hispanos se conviertan en votantes.

Vanessa Cárdenas, experta en temas latinos del Center for American Progress, un centro de estudios con sede en Washington, dice además que en unas elecciones tan reñidas como las de Iowa cada voto cuenta.

"Mañana todo el mundo va a estar analizando cada voto y aunque los latinos de Iowa sean pocos, se va a mirar con lupa por quién se han inclinado", afirmó Cárdenas.

Los últimos datos de la Oficina del Censo indican que los hispanos representan alrededor del 3,7% de los casi tres millones de habitantes de este estado rural en el que más del 90% de la población es blanca.

Muchos de los recién llegados se concentran en ciudades como Marshall Town -centro de grandes empaquetadoras de carne-, Des Moines y Sioux City.

El alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, quien pidió este  jueves el voto para Hillary en varios actos en Iowa, explicó a Efe que existe el ambiente propicio para que el voto hispano vaya a parar a las filas demócratas.

El regidor aseguró que los latinos con los que se reunió este jueves le transmitieron su "aburrimiento" con las actuales políticas del Gobierno estadounidense, que "tratan de castigar al inmigrante".

Ernesto Perea, un médico de origen mexicano, dice ser testigo de que muchos de los hispanos de Iowa viven "con miedo".

Perea señala que, al igual que en el resto del país, existe una mezcla de latinos con documentos y sin ellos. Lo que tienen en común ambos grupos, según Perea, es que se mantienen bastante alejados del proceso político.

El doctor destaca que aunque Iowa es un estado moderado hay algunas zonas en las que se observa un rechazo al inmigrante hispano, sobre todo en el noreste y noroeste del estado, donde el propio Perea fue objeto de discriminación.

"Llegaron a poner un letrero en la parte de fuera de mi casa diciendo que se vendía", aseguró Perea, quien cree imprescindible dejar de abogar por discursos que alimenten el odio hacia el inmigrante latino.

Nuevos datos divulgados el jueves por el Centro Pew muestran que el radical discurso anti-inmigrante de algunos sectores del Partido Republicano ha hecho que la agrupación pierda respaldo entre los hispanos de todo el país.

"Después de haber reducido sus vínculos históricos con el Partido Demócrata, los votantes hispanos parecen haber cambiado de dirección en el último año", señaló el Centro Pew.

Un nuevo estudio capitaneado por la organización muestra que el 57% de los votantes registrados de origen hispano dice ahora ser demócrata o inclinarse hacia los demócratas, frente al 23% que prefiere a los republicanos.

Habrá que ver si esa tendencia se refleja también en los "caucus" de la noche de este jueves, como se conoce a las reuniones de los votantes de cada partido que se reúnen en escuelas, iglesias, escuelas y otros centros en todo el estado para elegir a sus favoritos republicano y demócrata a la Casa Blanca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios