www.diariocritico.com

Brindó una conferencia de prensa

Pilar Bauzá afirmó que no volverá a Somalia

Pilar Bauzá afirmó que no volverá a Somalia

Pilar Bauzá, la enfermera argentina secuestrada en Somalia durante siete días dijo en conferencia de prensa que temió por su vida "durante todo el tiempo" que duró su cautiverio y que no piensa regresar a ese país africano.

"Nunca supe ni nunca me pude imaginar los motivos por los que fui secuestrada", dijo Pilar, durante la conferencia en el Hotel Atlas Power, en la que también participaron Aitor Zabalgogeazkoa, director de Médicos Sin Fronteras (MSF) de España y Laura Calonge, responsable de la sección argentina de la organización humanitaria.

Nerviosa y cansada, Pilar habló por primera vez sobre su secuestro, cuatro días después de llegar al país. La cooperante aseguró que aunque no dejará su labor de enfermera, no tiene contemplado regresar a Somalia, y que por ahora sólo desea descansar y estar con su familia.

Bauzá narró que el día de su secuestro iba al Hospital, como todos los días, cuando ella y Mercedes García, la médica española secuestrada con ella, fueron interceptadas por el grupo que las redujo, tras amenazarlas.

La enfermera se confesó "muy triste" porque "este hecho nos sacó de allá y nos hizo dejar a todo el equipo que estaba en Bossasso, a esos pacientes y a esas familias que asistíamos", dijo aludiendo a la labor humanitaria que la llevó a país africano.

Ante una consulta acerca de cómo fue el trato por parte de sus captores, Bauzá enfatizó que "se trató de un secuestro, en un secuestro el trato psicológico no puede ser bueno", tras agregar que "cuando ellos comían nosotros podíamos comer y cuando ellos bebían nosotros bebíamos".

Pilar, que estuvo trabajando cinco meses en el país africano, dijo, respecto a su lugar del secuestro, que sólo recuerda que estuvo permanentemente rodeada de montañas, y que ella García debieron dormir "todo el tiempo a la intemperie".

"Por suerte -agregó emocionada- siempre estuvimos juntas, creo que eso nos ayudó mucho a poder salir de allí", dijo.

La enfermera de 26 años, agradeció a su familia, porque -aseguró- "gracias a ellos salí de esta", y también a la que calificó como "mi familia de MSF", a sus amigos y sus pacientes "los de antes, de Argentina y los Africa" y a "todas las personas que me dieron fuerza para que hoy yo esté aquí".

Ante una consulta sobre si se pagaron los 250 mil dólares exigidos por sus captores por su liberación, Pilar dijo "la verdad es que no lo se. Te puedo decir simplemente que ese día caminamos varias horas a través de montañas y montañas y que abruptamente nos vimos liberadas".

El director general de MSF, Aitor Zabalgogeazkoa, agregó al respecto que la organización "no ha pagado ningún rescate por Pilar ni por Mercedes", tras agregar que no le consta que nadie lo haya hecho.

Pilar dijo además desconocer el número total de personas que la mantuvieron cautiva ya que "variaba permanentemente y eran muchos", y tampoco pudo precisar si se trató de un grupo religioso político o si el secuestro sólo obedeció a razones económicas.

"Nunca hubo una pauta o una señal de nada, dijo Pilar, tras precisar que además no tuvo ningún tipo de comunicación con los captores que "hablaban somali", idioma que "aunque estuve cinco meses allá, no entiendo nada", agregó.

Calonge, por su parte, agradeció el apoyo de las autoridades argentinas en todo el difícil proceso que "afortunadamente terminó bien".

La enfermera argentina y la médica española fueron secuestradas el miércoles 26 de diciembre por un grupo armado en la región autónoma de Puntlandia, en el nordeste de Somalia, considerado uno de los países más peligrosos del mundo.

Bauzá y García, de 51 años, fueron liberadas sanas y salvas por sus captores al séptimo día de su cautiverio y tras intensas gestiones diplomáticas de los gobiernos de Argentina y España.

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios