www.diariocritico.com

La Reina, en Mauritania

jueves 02 de junio de 2022, 10:14h

En estos tiempos de enorme preocupación por la invasión rusa de Ucrania. Por los miles de muertos que está causando y la destrucción de buena parte de las casas, las infraestructuras, las fábricas de las regiones atacadas que condenan a Ucrania a una reconstrucción que le costará mínimo 20 años y miles y miles de millones de euros. Por la crisis humanitaria de millones de personas desplazadas de sus hogares y obligadas a huir de su país. Por la crisis económica que comienza a hacer estragos por el incremento de los costes de la energía y su repercusión en todos los sectores de la economía. Por la crisis alimentaria que vamos a sufrir al estar bloqueadas toneladas de trigo y grano en Ucrania y por la restricción rusa.

Por el enfrentamiento político y diplomático que ha provocado Putin y su desafío a Occidente que obliga a todos a tomar partido porque en estas circunstancias no se puede ser neutral. Por la desestabilización del orden mundial por la fuerza absolutamente inaceptable porque va contra los más esenciales principios y valores de nuestra sociedad. Y por tantas y tantas cosas que cambian y no volverán a ser como antes en las relaciones entre las personas de distintos países. Por todo esto que nos afecta directamente en nuestra vida diaria, aunque el conflicto se dirima a miles de kilómetros de distancia, en suelo europeo, no lo olvidemos, tampoco podemos dejar de prestar la atención que se merece a lo que ocurre en lugares de especial interés para los españoles como es el norte de África.

Mauritania es un país muy poco conocido, con un presidente que impulsa programas esenciales de ayuda a los más desfavorecidos para evitar que las desigualdades provoquen enfrentamientos y que los radicales islamistas puedan captar adeptos, con un potencial de crecimiento muy relevante y con necesidad de que España y la Unión Europea incrementen notablemente su colaboración y cooperación y con un valor estratégico creciente por su gran extensión, por su salida al Atlántico y para preservar la estabilidad en la región con la enorme preocupación de lo que ocurre en el Sahel con los grupos terroristas y sobre todo por la nueva situación en Mali, donde los mercenarios rusos de Wagner operan con el objetivo de dominar la región como punto de actuación de los intereses de Putin en el convulso escenario internacional que vivimos actualmente. Mauritania quiere a los españoles, lo comprobará la reina Letizia que llegó este martes por la noche a Nuakchott.. Su presencia refuerza las relaciones entre los dos países y la cooperación española en sectores como la salud, la gobernabilidad e igualdad de género, desarrollo rural y seguridad alimentaria…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios