www.diariocritico.com

Se mejorará la señalización, los guardarraíles y la pintura de las vías

Las carreteras de Madrid pasarán auditorías de seguridad

Un Centro integral de Seguridad Vial y auditorias completas de la red de carreteras cada dos años. Estas son las dos grandes medidas, incluidas en el futuro Plan de Seguridad Vial, que la Consejería de Transportes está ultimando en colaboración con las empresas del sector.
El departamento que dirige Manuel Lamela ha consultado a los representares de constructoras, asociaciones de conductores y motociclistas, empresas especializadas y expertos en automoción la elaboración del futuro Plan, cuyo objetivo será reducir un 50% el número de muertos en las carreteras de la región. Este año ya han muerto en Madrid 22 personas por accidentes de tráfico.

Pinturas, guardarraíles y arcenes
El documento, que verá la luz en las próximas semanas y aún no ha concretado su presupuesto, plantea la creación del Centro de Seguridad Vial de la Comunidad de Madrid, que contará con un presupuesto propio y diferenciará sus actuaciones de aquellas que la Consejería realiza en materia de infraestructuras, como son la supresión de pasos a nivel, adaptación de tramos peligrosos o rotondas.

El Centro coordinará las auditorias que, cada dos años, deberán pasar los más de 2.500 kilómetros de carreteras de la región para asegurar su estado de conservación y nivel de riesgo. Además, analizará la mejora de la iluminación, márgenes, señalización y elementos de seguridad de las vías donde se considere que existe riesgo de accidentes.

Entre las medidas incluidas en el Plan figura también la generalización de las pinturas antideslizantes para las calzadas, la extensión de los guardarraíles de doble bionda (seguros para los motoristas) a toda la red de la Comunidad y la monitorización de carreteras peligrosas según la meteorología.

Además, las vías de nueva construcción deberán tener arcenes exteriores de 2'5 en el exterior y de 1'5 metros en el interior. Lo mismo ocurrirá en aquellas carreteras secundarias donde sea posible su ampliación.

Educación en lugar de sanción
Manuel Lamela explicó este lunes, en un desayuno organizado por Intereconomía, que una política sancionadora sobre los conductores para evitar los accidentes es un "fracaso". En lugar de ello, apostó por un "consenso mayoritario" y la inversión en "formación, información y concienciación" de los ciudadanos.

Es por eso que el consejero de Transportes solicitó al gobierno central una conferencia de comunidades autónomas donde se haga "un esfuerzo de consenso para garantizar criterios homogéneos" en lo que a seguridad vial se refiere.

Lamela añadió que en la presente legislatura se invertirán 62 millones de euros en conservación de carreteras y se incidirá en la educación extendiendo a todos los colegios el plan piloto sobre seguridad vial en el que participaron 1.000 escolares madrileños.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios