www.diariocritico.com

Una apuesta por la mediación

lunes 07 de abril de 2008, 13:22h
La comunicación entre padres, madres, hijos y profesores es cada vez más complicada y la labor educativa, más laboriosa, sobre todo cuando se trata de adolescentes. Un programa ofrece sesiones de ayuda para bregar con este tipo de conflictos.
Cerca de 5.000 alumnos de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid participan ya en el Programa de Ayuda para la Resolución Alternativa de Conflictos entre Padres-Madres e Hijos y Centro Escolar, un proyecto gratuito de la Unión Nacional de Asociaciones Familiares (UNAF). “La UNAF es una organización no gubernamental que representa a todos los tipos de familia que existen actualmente en nuestra sociedad y que trabaja por implantar la mediación como método para resolver los conflictos”, declara Juana Angulo, su presidenta.

Dicho programa tiene como objetivo resolver conflictos entre padres, hijos adolescentes y profesores del centro escolar, enseñándoles a todos una forma alternativa de hacerlo: la mediación. “Nos hemos centrado en la ayuda a los adolescentes porque pensamos que es la época más difícil del crecimiento, por eso este proyecto se dirige a alumnos de la ESO”, explica Angulo.

Se trata de un procedimiento voluntario de resolución de conflictos familiares en el que las partes solicitan y aceptan la intervención de un mediador, un profesional imparcial y neutral que les asiste para favorecer las vías de comunicación y la búsqueda de acuerdos consensuados.  El programa, en el que participa el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, se ha iniciado en varios centros de nuestra comunidad  como por ejemplo los de Daganzo, Parla o Velilla de San Antonio, entre otros.
Programa gratuito
Esta iniciativa, que nació en enero de este año 2008,  se irá extendiendo de manera paulatina al resto de centros públicos, concertados y privados, que así lo soliciten. “Es un programa gratuito y hasta ahora lo han aceptado seis colegios de la comunidad, pero queremos y esperamos llegar  a muchos más para prevenir y dotar a adolescentes, docentes y familias de las herramientas necesarias para evitar problemas de convivencia”, declara Maite Antón, coordinadora del programa.

“Lo primero que hicimos fue mandar un correo electrónico a todos los centros de la Comunidad para presentar nuestro proyecto. Una vez habían aceptado nuestra propuesta de mediación, establecíamos grupos de trabajo y diferenciábamos padres , hijos adolescentes y profesores”, aclara Angulo.

Cada uno de estos grupos recibe charlas, sesiones informativas, de una hora y media cada una e impartidas por dos psicopedagogos y un mediador. Los jóvenes reciben en total dos charlas que se destinan a resolver conflictos o diferencias entre compañeros sin violencia ni agresividad; mejorar la comunicación en todos los ámbitos de su vida cotidiana; y a interiorizar normas y valores.

Comunicación familiar
Los padres y madres reciben solo una sesión informativa, fuera del horario escolar,  encaminada a enseñarles formas de comunicación con sus hijos. “La vida moderna no nos deja prácticamente tiempo para hablar con nuestra propia familia y lo que queremos es darles pautas para que mejoren la relación con sus hijos, para que encuentren nuevas vías de comunicación con ellos y resuelvan los conflictos que puedan tener”, declara Antón.

La charla con los profesores también se imparte fuera del horario escolar y lo que se trabaja con ellos son las distintas técnicas que existen de mediación y los beneficios que se pueden extraer de ella si se utiliza. Son los propios profesores o tutores los que darán la voz de alarma en casos especiales, lo que deben estar atentos al comportamiento de los jóvenes.

“Hay casos muy complicados, por ejemplo un adolescente con inadaptación al centro de estudios. Son los propios profesionales de la enseñanza los que nos dan la voz de alarma y entonces convocamos a los padres y al hijo en nuestra propia sede para llevar a cabo un servicio de mediación, pero para hacerlo nosotros mismos”, asegura Antón.

Este programa de la UNAF, que está financiado por el Ministerio de Asuntos Sociales,  también se encarga de ofrecer a los padres, madres y profesores información sobre recursos institucionales y ONG que puedan servir a los tutores de la ESO como apoyo en los casos de alumnos con particulares dificultades o en situación de riesgo psicosocial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios