www.diariocritico.com

Desasosiegos (I)

jueves 12 de noviembre de 2020, 08:34h

Fulano hace alegaciones a lo que considera abusos-despistes-provechos más-menos comparativos de Hacienda, alegaciones a multas, alegaciones a casos-cosas de olvidos-tardanzas para lo que sea, etc., etc. Abusos, multas, negligencias, tal vez legales pero las hay también inmorales. Todos, casi todos para ser exactos conocemos las sentencias-silencios del sector público para lo que creemos que deberían ser consensos-respuestas de cortesía y justificación. Y luego está el asunto de los departamentos, (“vuelva usted mañana”… como denunciaba Larra hace casi 200 años), donde las alegaciones van de un lado a otro… hasta que te pierdes, te aburres, te empobreces, te desasosiegas, o te desesperas en la resolución de lo que crees mínimamente justo-razonable.

Zutano, está avisado, o está despedido en un decir Jesús…por lo relacionado con su trabajo. Zutano, trabajador ejemplar-veterano hasta hace poco, en muchas ocasiones está desarmado, desasosegado, desconcertado, mosqueado, con respecto a su aviso-despido… y con la crisis de crisis que ignora-provoca-tergiversa el sistema, ni entiende ni se entiende con el cargo intermedio que le manda-ordena. Pide dialogar con el responsable de Recursos Humanos, o con el máximo “creador de riqueza” (dueño, dueños privados de la empresa)… pero está en lejanos viajes-convenciones-vacaciones, está muy ocupado, o está pendiente de la importante operación X… suelen ser las escusas típicas-tópicas del sector privado para no dar la cara y el pecho ante dramas humanos cotidianos.

Mengano tiene que madrugar todos los días laborables. Está hasta la montera de horarios, peleas, ruidos, suciedades, que le rondan-rodean su domicilio-existencia. Está desasosegado-desesperado porque el inaguantable asunto por resolver es mixto al depender del sector público y del sector privado…lo cierto es que lo uno por lo otro… la casa sigue sin barrer y sin barreras para evitar malestares y molestias sin fin.

Perengano es el que mendiga-muere en la calle, o casi; y es el que bendice, o le bendicen sus despilfarros-excesos. Los perenganos son ciudadanos tan visibles-invisibles como insospechados-insostenibles.

Todas las campañas electorales nos las venden como históricas, al poco de la pos elección solo son histéricas. Algo muy gordo-grave ocurre cuando esas realidades son tan constantes como frustrantes.

Fulano vota al partido X; Mengano vota al partido XX; Mengano se abstiene; Perengano el privilegiado casi siempre vota; Perengano el marginado casi nunca vota.

En España, y quizá en todo o casi todo el mundo, cada mes hay miles de casos como los de Fulano, Mengano, Zutano y Perengano…y cada legislatura hay millones y millones de dichos sin hechos y de burlas o desprecios. Es cierto que a la hora de la verdad hay pequeñas diferencias entre lo que hacen unos u otros… pero no dejan de ser pequeñeces ante la grandiosidad-transparencias de lo que hay que decir-hacer… la alternancia entre lo malo y lo menos malo impide el camino-rumbo a seguir porque no salimos de un paso adelante-atrás… y los vicios-virus no cesan.

Fulano, Mengano y Zutano están dentro de los parámetros del ciudadano medio, los tres ha conocido-conocen la desesperación-desasosiego como denominador común del sistema ultra capitalista por sus excesos-recesos en el sector mixto-privado-público. Los Perenganos son la parte más fea, fiera, injusta, y…, de la Historia y de la Humanidad.

Sin complejos ni renuncias, tienen que proliferar estas ofertas-demandas en tantas o más crónicas… como son el total de las crónicas que cantan-celebran el “éxito sin precedentes” de la Dictadura Capitalista… para que el equilibrio de optimistas-pesimistas comience a funcionar con más lógica-realismo y sin tan desasosegados-desesperados-escandalosos, estructurales, estruendosos y evidentes fracasos.

Hay que poner precio moral… al aprecio, al premio, y al desprecio, ¡YA!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios