www.diariocritico.com

El Estado, las criptomonedas y las leyes en la sociedad

lunes 05 de diciembre de 2022, 13:51h

Según el informe del Istituto italiano Bruno Leoni; en los años setenta la filosofía política fue sacudida por el debate entre dos profesores de Harvard: John Rawls, que publicó su Teoría de la Justicia en 1971, y luego Robert Nozick, que en 1974 respondió con Anarquía, Estado y Utopía. El nuevo episodio de 25 pensadores liberales está dedicado a Nozick. Como explicó Nicola Iannello, en su libro Nozick reafirma la necesidad de un estado, pero con funciones estrictamente limitadas, mientras que al mismo tiempo destruye el supuesto central de Rawls, a saber, que es posible tener una sociedad en la que haya una nivelación sustancial de la riqueza, pero no una actividad continua de redistribución por parte del propio estado. Nozick nos enseñó así a mirar una cierta estructura distributiva preguntándonos cómo se ha determinado "históricamente".

La pregunta sobre cómo se construye una sociedad justa ha encontrado una variedad de respuestas. En consecuencia, se han elaborado un conjunto de teorías que intentan explicar, cómo los criterios sostenidos por unos y otros toman forma en el desempeño y comportamiento de la estructura básica de la sociedad. Pero, ¿Qué es exactamente lo que las teorías de la justicia regulan? Este es un cuestionamiento que vale la pena abordar antes de iniciar con la descripción de cualquiera de ellas. Según,Elster, una primera respuesta aproximada es: el sistema de libertades y obligaciones y la distribución de los ingresos. Con diversos enfoques, la mayoría de las teorías coincide con este planteamiento. Es necesario aclarar que al hablar de la distribución de los ingresos nos referimos tanto a la distribución directa de los impuestos, transferencias y subsidios, como a la distribución de los ingresos que se generan por los recursos productivos o los que se generan por el consumo de artículos o bienes personales (bienes materiales, servicios, respeto por uno mismo, bienestar, conocimiento, salud, aptitudes mentales o físicas, etc.).

Las teorías de la justicia difieren en la importancia que dan a esta clase de bienes. Así, para los utilitaristas el bienestar es fundamental mientras que Rawls destaca el respeto por uno mismo y Amartya Sen plantea que los bienes moralmente relevantes son las aptitudes básicas. La descripción de los diversos enfoques rebasa los alcances de este trabajo, por lo que en adelante nos enfocaremos a la teoría de Rawls.

. En 1971, John Rawls publicó su obra Teoría de la Justicia. El objetivo de Rawls es combatir y superar el utilitarismo planteando que una teoría, por más elocuente que sea, debe ser rechazada o revisada si no es verdadera y que lo único que nos permite tolerar una teoría errónea es la falta de una mejor

Sin embargo, tampoco se plantea que su teoría es la más perfecta, sino que más bien se asume desde el comienzo mismo que se trata de una teoría más y que de ninguna manera es la única que prevalece, o que esté por encima de las demás. Muchos filósofos creen que Rawls hizo una importante contribución a la filosofía política. Otros encuentran que el trabajo de Rawls no es convincente y está muy alejado de la praxis política. Sin embargo, hay un consenso general en que la publicación de Teoría de la Justicia conllevó una reactivación de la filosofía política. La obra de Rawls es multidisciplinar, y ha recibido especial atención por parte de economistas, politólogos, sociólogos y teólogos. En este sentido, se puede decir, que la teoría de Rawls es probablemente la obra de filosofía moral y política más importante del siglo pasado. Rawls reinstaló el rol central de la teorización sobre la justicia en las ciencias sociales

La población mundial ha superado los 8 mil millones de personas y la noticia ha vuelto a agitar a los observadores que ven el crecimiento de la población como una amenaza para el desarrollo y el medio ambiente. La realidad es mucho más tranquilizadora porque hemos forzado las limitaciones de la escasez, escribe Alberto Mingardi en su análisis para L'Economia del Corriere della Sera, inventando soluciones que nos permiten producir más alimentos y crear más riqueza. Obviamente sucede que hay individuos o familias a las que alguna vez les fue mejor que ahora, pero en general el pastel ha crecido, no tuvimos que luchar para obtener una tajada.

En cuanto a las criptomonedas; El fracaso de FTX, una plataforma de criptomonedas, también afectó a su fundador, Sam Bankman-Fried. Treinta años, financista del Partido Demócrata, exponente del movimiento por el "altruismo efectivo", fue considerado como el rostro de un capitalismo ilustrado. Aunque es apreciable que haya buenos empresarios, señala Alberto Mingardi en sus cursivas para el Corriere della Sera, para ser "socialmente necesarios" son sin embargo buenos empresarios, por su capacidad para cumplir con las obligaciones asumidas con sus clientes y luego remunerar a los inversores. El descalabro de FTX ha generado un peligroso efecto dominó: Genesis es su última víctima

El descalabro de FTX ha generado un peligroso efecto dominó: Genesis es su última víctima por Javier Pastor. El espectacular caos que se está viviendo con FTX no solo afecta al que fuera tercer mercado de criptomonedas a nivel mundial: entidades que tenían una fuerte relación con esa entidad ahora están en peligro, y la última protagonista es Genesis, otro gigante de este segmento.Corralito. La caída en desgracia de FTX provocó un efecto dominó terrible. La unidad de préstamos de Genesis -llamada Genesis Global Capital- detuvo las retiradas de capital. La firma, que se centraba en clientes institucionales, estimaba que en el tercer trimestre de 2022 manejaba 2.800 millones de dólares en préstamos activos totales. La firma reveló que tenía 175 millones bloqueados en una cuenta de operaciones en FTX. Quién es Sam Bankman-Fried, el ideólogo de FTX que ha puesto a la industria cripto a los pies de los caballos. Necesitamos 1.000 millones. La situación ha provocado que esta firma trate a toda costa de conseguir inversores para una ronda en la que pretende conseguir 1.000 millones de dólares. Intentó primero pedírselos a Binance, pero la firma -que valoró la compra de FTX para luego echarse atrás- declinó esa petición afirmando que había un potencial conflicto de interés. Changpeng Zhao, fundador de Binance, está moviendo fichas por su cuenta. ¿Bancarrota a la vista? Las negociaciones no parecen concretarse, y los analistas ya hablan de una potencial bancarrota en Genesis. Uno de sus portavoces explicó en Bloomberg que "no tenemos planes de declarar la bancarrota de forma inminente". La firma ha buscado también ayuda de Apollo Global Management, un gigante de las inversiones que sin embargo no parece estar especialmente interesado en mover ficha. Los gemelos, en problemas. FTX le ha hecho la Pascua (entre otros) a Genesis, y Genesis se la ha hecho a su vez a Gemini, la plataforma de criptomonedas creada por los gemelos Winklevoss, célebres por la batalla legal que mantuvieron con Mark Zuckerberg por la creación de Facebook. Gemini tuvo también que detener temporalmente la posibilidad de hacer retiradas de activos tras la situación de FTX y Genesis, aunque aseguraron poco después que "todos los fondos de los clientes" están disponibles para ser retirados. Y mientras, bitcoin sigue cayendo. Este colapso de grandes entidades del mundo cripto está teniendo un claro impacto en la valoración de virtualmente todas las criptomonedas existentes. Bitcoin vuelve a estar en tendencia descencente -como las demás- y lucha por superar la barrera de los 16.500 dólares.

Volvemos a valores de hace dos años, antes de que comenzara un ascenso vertiginoso del mercado cripto que derivó en una nueva fiebre por las criptos y, cómo no, los NFTs que tratan de levantar cabeza y que a pesar de su mala situación siguen generando mucha expectación: un NFT de Bored Ape se vendió recientemente por un millón de dólares.

Finalmente: ¿Cuánto cuesta cumplir con las leyes por las empresas? Francesco Trebbi y Miao Ben Zhang intentan responder a esta pregunta en un documento de trabajo publicado para la Oficina Nacional de Investigación Económica y titulado The Cost of Regulatory Compliance in the United States. El objetivo es comprender cuántos recursos humanos deben dedicar las empresas estadounidenses para garantizar el cumplimiento normativo. No se trata, por tanto, de una estimación de los costes de la burocracia sobre el conjunto de la economía, sino de un intento de entender cómo afecta un marco regulatorio cada vez más complejo a la organización interna de las empresas. En promedio, estas funciones representan el 1,34% del gasto de personal, pero con una tendencia en forma de U invertida: las empresas medianas, con alrededor de 500 empleados, son las más afectadas por las cargas fiscales estatales. Me temo que en España esto será mucho más, dada la voracidad fiscal del Gobierno Frankenstein.

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios