www.diariocritico.com

Palabras mayores

lunes 10 de septiembre de 2018, 09:44h

Cualquiera que tenga en su portafolio de riesgo monedas emergentes y tenga la prudencia de evaluar regularmente ese portafolio, ha visto como su valor ha ido cayendo en cascada a partir del verano. Argentina y Turquía han ocupado los titulares, pero a modo de una reacción en cadena, se van sumando a ritmo creciente las divisas de otras economías a la lista: Rusia, Indonesia, India, Filipinas, Sudáfrica... y a su propio modo China. ¿Es un fenómeno que ha venido para quedarse? ¿Cabe que el contagio afecte a los mercados desarrollados, o se agotará en el ajuste de las emergentes y tras un periodo de calma despertará el apetito de los inversores siempre a la caza de oportunidades?

El principio del fin de diez años de política monetaria ultraexpansiva.

La economía norteamericana viene ofreciendo síntomas de moderación de su crecimiento en los últimos meses. No es algo que parezca alterar en lo sustancial, y hasta la fecha, la postura de la Reserva Federal respecto a su voluntad de seguir elevando los tipos, aunque si está afectando a las apuestas de los mercados que han ido moderando sus expectativas de elevación a la luz de los datos y los acontecimientos. Mientras que el discurso oficial sostiene que el ciclo caben dos elevaciones de 25 pb este año y entre tres y cuatro en 2019, no hace falta buscar mucho para encontrar opiniones no menos sólidas que apuestan solo por las dos elevaciones de este año y a partir de ahí un periodo largo de meses de espera. Este sector de opinión va cobrando fuerza conforme la crisis afecta a más divisas emergentes, y se hace más profunda. El argumento es que en el origen están las debilidades propias de cada economía, de modo que los daños estarán en proporción a esas debilidades, pero que la fortaleza del dólar y el alza de sus tipos de interés han actuado como desencadenante, trufado por la guerra de aranceles y el descenso del precio de las materias primas, particularmente las que se vinculan con el ciclo económico. Si a ello añadimos la, desde hace ya tiempo, prácticamente nula pendiente de la curva de tipos norteamericana, otro de los referentes clásicos en el argumentario de los síntomas que preludian recesión, tenemos en formación un posible cambio de opinión en el consenso del mercado que puede servir de excusa para alterar el statu quo.

Si este proceso se asienta, será porque viene alimentado por más de lo que hemos visto estas semanas. Los inversores asemejan comportamiento de manada, pero no es sino consecuencia de la necesidad de ajustar sus carteras. Si la tendencia continua, se van a ver arrastrados por la necesidad de más ajustes, y tendrán que empezar a trabajar en sus posiciones en mercados desarrollados y eso son palabras mayores. Es ahí cuando la opinión dominante sobre los tipos de interés norteamericanos puede sufrir un vuelco, y las convicciones respecto a tipos de interés en el rango entre el 3 y el 4% en 2020, ser revisadas. El efecto en el tipo de cambio del dólar tendrá que ser inicialmente bajista, aunque es improbable que sea de forma muy acusada. El siguiente escalón consistiría en la revisión de expectativas sobre la eurozona donde el primer alza está cuasi programado para el final del verano de 2019.

Claro que entonces llegará otro presidente, quién sabe si alemán. Tendremos una pista con la elección del Presidente de la Comisión Europea. Si el alemán que se postula se hace con el puesto, sería más difícil que un compatriota presida el BCE, pero en el actual estado de la UE, quizá algunos consideren que es la forma de ponerla a salvo, pero queda mucho tiempo para eso. Mejor que se modere y revierta la reacción en cadena. Sería lo normal.

José Manuel Pazos

Consejero Delegado del Grupo Omega Financial Partners
www.omegafinancialpartners.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.