www.diariocritico.com

ley hipotecaria

El Gobierno de Pedro Sánchez ha logrado que el Congreso, con los votos de todos los partidos menos Cs, apruebe la nueva ley hipotecaria, que entrará en vigor en tres meses. La nueva norma va encaminada a mejorar la protección de los consumidores y equilibra el reparto de gastos hipotecarios entre la banca y el cliente.

> Sánchez pide al Supremo "un ejercicio de autocrítica" por haber generado el caos estas últimas semanas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado una modificación legislativa para que la ley hipotecaria incluya que será el sector bancario el que, a partir de ahora, pague el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. El real decreto ley lo aprobará el Ejecutivo este jueves en el Consejo de Ministros adelantado -el viernes es día festivo en Madrid- y el Congreso tendrá que ratificarlo.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha declarado contrarias al derecho comunitario la ley Hipotecaria y la ley de Enjuiciamiento Civil españolas por limitar el margen de maniobra del juez a la hora de examinar el carácter abusivo de las cláusulas de contratos de préstamo hipotecario celebrado entre un consumidor y un profesional.

No mantiene casi ninguna aportación de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP)

El PP aprobó ayer en solitario la ponencia del proyecto de Ley de Protección de Deudores Hipotecarios, texto que no ha mantenido prácticamente ninguna aportación importante de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) como es la dación en pago. El portavoz de Economía del PP, Vicente Martínez Pujalte, dijo que el texto otorgará "mejores condiciones para pagar la hipoteca y acceder a la vivienda" gracias a medidas como la limitación de los intereses de demora, el control de las cláusulas abusivas y la posibilidad del alquiler social.

- ¿Cárcel para los que hicieron el escrache a la vicepresidenta?
- Verstrynge se desentiende del escrache a la vicepresidenta: "Acompañaba a mi mujer"

La nueva ley sobre créditos inmobiliarios arranca este lunes, tras su entrada en vigor ayer domingo, después de haber supuesto un verdadero quebradero de cabeza para el sector bancario y los notarios, que han trabajado contrarreloj ante la necesidad de adaptar no solo las condiciones legales de los préstamos u otras cláusulas, sino también para interconectar sus plataformas.