www.diariocritico.com

presidente independiente

Albert Rivera encendió la mecha aunque realmente no hizo otra cosa más que repetir la propuesta que ya lanzó sobre la mesa Pablo Iglesias: nombrar un presidente independiente de consenso para evitar la disputa entre partidos y la falta de entendimiento que nos lleva a nuevas elecciones generales antes de acabar el mes. Pero la idea no fue ni mucho menos bien recibida en el PSOE, donde Pedro Sánchez ya dejó claro que no aceptará no ser el presidente en caso de un acuerdo definitivo. Primera muestra de ruptura en el que parecía un acuerdo infranqueable entre socialistas y Ciudadanos.
  • 1