www.diariocritico.com
'Arrasado deseo': ¿Quiénes somos?, ¿quiénes son?

'Arrasado deseo': ¿Quiénes somos?, ¿quiénes son?

lunes 17 de febrero de 2020, 16:39h

Los más grandes de cualquier disciplina suelen ser los más sencillos, los más humildes. El teatro y Luis Bermejo no son una excepción. El actor y director, y aquí también dramaturgo, ha presentado dentro de las celebraciones del 25º aniversario del Teatro de La Abadía, su ‘Arrasado deseo’, un descarnado, tierno y poético texto de solo 45 minutos de duración, que supone toda una declaración de principios, de intenciones y con una puesta en escena sin grandes ambiciones, sencilla, ejemplar, de un dramaturgo y un poeta que sigue siendo fiel a sí mismo y al Hombre –con mayúsculas-: “… Esto va de humanizar…”.

Tres cuartos de hora que el actor inicia avanzando desnudo, doblado sobre sí mismo, gateando incluso, desde el fondo del escenario hasta el proscenio en donde, acto seguido, se coloca un pantalón y una camisa. Unas cuantas sillas –sencillas, antiguas, de enea-, de diverso tamaño, están repartidas por el escenario. El actor, mirando siempre al público, buscando su mirada, su complicidad, implorando su comprensión, confesando la búsqueda incesante de su aprobación (“Yo quiero gustar, gustar mucho… ¡A todos!”), va desgranando poemas, pensamientos, deseos, frustraciones, sueños, anhelos (“…Inmensas lágrimas de furia antigua”. “…Olvido dulce y largo donde el cuerpo fatigado se bañe en las tinieblas”), que comparte con los afortunados espectadores de La Abadía por primera vez. Lo hace unas veces a gritos y otras casi susurrando, con la fuerza y la seguridad de quien sabe que sólo busca al otro, de quién se busca en el otro con el único y exclusivo fin de ahuyentar la soledad.

El hombre que está ahí, delante de todos, se sabe fruto de un tiempo hostil, receloso, en donde la desconfianza y el temor mutuos propician el desencuentro; en donde todo parece más feo, más hosco, y en donde quizás no haya más vía de escape que la palabra: la palabra repleta de amor y de humor como única esperanza de salvación (“Esta mañana he salido a buscar la felicidad. Felicidad, ¿dónde estás? Ilusión, ¿dónde estás?”). En el otro y, quizás también, en los profundos acordes de un cello, en la música surgida de la mano de Alba Haro.

La energía que emana del actor, la claridad y la fuerza de su palabra, la grandeza de su alma, la profundidad de su expresión y la humildad de este ‘Arrasado deseo’ hacen aún más grande su propuesta y despierta en el espectador el ansia de que la amplíe y la multiplique.

Presencias como la de Luis Bermejo siguen siendo tan útiles como necesarias para espantar la soledad, para seguir confiando en lo más íntimo y profundo del Hombre, su espíritu.

‘Arrasado deseo’

Texto y dirección: Luis Bermejo

Reparto: Luis Bermejo

Cello: Alba Haro

Iluminación: Eduardo Vizuete

Espacio: Monica Boromello

Dramaturgista: Beatrice Binotti

Ayudante de dirección: Rosa B. Ardid

Producción: Luis Bermejo

Teatro de La Abadía, Madrid

16 de febrero de 2020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios