www.diariocritico.com
'De lo fingido verdadero': la máscara que siempre llevamos puesta
Ampliar

'De lo fingido verdadero': la máscara que siempre llevamos puesta

martes 10 de julio de 2018, 18:13h

Con adaptación de Félix Estaire y dirección de David Ojeda, se ha presentado en la edición de este año del Festival de Almagro ‘De lo fingido verdadero’, el texto clásico de Lope de Vega que ahonda en la apariencia del existir, en la duda permanente y radical del hombre en todo tiempo y lugar, de no saber muy bien si lo real es el juego del fingimiento que se hace en el teatro o, por el contrario, es el que nos vemos obligados a hacer día tras día en la vida cotidiana para lograr sobrevivir.

Teatro dentro del teatro que David Ojeda ha planteado en este montaje a través de una misma obra, la de Lope, ‘De lo fingido verdadero’, que tres compañías de teatro representan en tres momentos distintos a lo largo de sus cuatro siglos de existencia: en la época del autor, siglo XVII; dos siglos después, en el XIX y, por último, en nuestros días.

En la fábula, se cuenta como un grupo de cómicos de la legua ha conseguido hacerse con las autorizaciones administrativas correspondientes para representar la última de las obras del genio del momento, Lope de Vega. La ilusión y el entusiasmo de la compañía sufren un duro golpe cuando sus componentes conocen que la comedia ha sido escrita para 30 intérpretes. Tras algún momento de duda, finalmente deciden meterle mano y tratar de solucionar los mil y un problemas que se van presentando a medida que los ensayos avanzan. Y, como siempre, la delgadez presupuestaria de la compañía, obligan a esta a exprimirse los sesos y a adoptar docenas de decisiones que permitan llegar al final de la comedia sin que, por ello, se vea menoscabada su comprensión ni su factura.

En escena, como ya se ha dicho, los cinco actores dan vida a unos treinta personajes, transitando por ella a lo largo de los casi noventa minutos de duración del espectáculo. A lo largo de este tiempo, y siempre a la vista del espectador, se cambian de atuendo, adoptan personalidades diversas (por supuesto, mudando la voz, cambiando una prenda, haciendo gestos corporales y mímicos distintos para cada uno de ellos) y, además, tocando instrumentos, cantando y realizando los efectos sonoros que corresponden a cada momento de la escena. Esforzada, milimétrica y precisa labor la que llevan a cabo Didier Otaola, Estrella Blanco, Juan Carlos Mestre, Celia Morán y Nacho Vera, dando vida a tanto y tanto personaje que, sin solución de continuidad, y apareciendo o desapareciendo tras los sencillos biombos que están situados al frente, a izquierda o a derecha del espectador, juegan, afinan o profundizan en la personalidad de los personajes que les toca habitar en cada momento.

Palmyra Teatro, la compañía que ha levantado el montaje, seguro que refleja en él bastantes de sus propias vicisitudes a la hora de montar un nuevo espectáculo. Nada ha cambiado, pues, desde tiempos de Lope, a no ser una decidida y fructífera voluntad de acercamiento del teatro a todos los públicos, como es el caso de esta compañía. Supongo que, por aquello de rizar el rizo –que es tanto como decir, autoimponerse mayores grados de dificultad-, Palmira, además, roza el sobresaliente a la hora de adaptar su propuesta y hacerla accesible al mismo tiempo, a personas ciegas, sordas o con discapacidad intelectual, aplicando distintas soluciones –desde el reconocimiento previo de la escenografía para los diversos colectivos a través de visitas didácticas , hasta la adaptación de textos al braille, el bucle magnético, el subtitulado o la adaptación a textos fáciles, según los casos de discapacidad funcional-. Y subrayo la altísima dificultad en el empeño porque el lenguaje de Lope en esta comedia no es fácilmente comprensible, y la profusión de personajes dificulta aún más poner cada cosa en su sitio. Palmyra lo consigue, sin embargo, y hay que felicitar a todos sus componentes por ello.

'De lo fingido verdadero'

Un texto original de Lope de Vega

Adaptación: Félix Estaire

Dirección: David Ojeda

Intérpretes: Didier Otaola, Estrella Blanco, Juan Carlos Mestre, Celia Morán y Nacho Vera

Escenografía, vestuario e iluminación: Sara Ortiz de Villajos

Música original y espacio sonoro: Nacho Vera

Asistencia de dirección y movimiento escénico: Xus de la Cruz

Asesor de verso: Chelo García

Producción: Carlos Lorenzo Rodrigo-Metidos en obras

Asesoría en Accesibilidad: Elena Sánchez-Vizcaíno Flys y Centro Español del Subtitulado y la Audiodescripción (CESyA)

Producido por: Palmyra Teatro

Festival de Almagro (Teatro Municipal)

6 y 7 de julio de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 'De lo fingido verdadero': la máscara que siempre llevamos puesta

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    49319 | Pedro - 11/07/2018 @ 16:36:29 (GMT+1)
    Creo reconocer unos actores excepcionales con una gran variedad de registros y recursos interpretativos, pero en cuanto a la adaptación no conseguí entender nada, no encontré en ningún momento un mínimo hilo argumental, puede que sólo me haya pasado a mi, pero se debería advertir de la necesidad de conocer previamente la obra de Lope de Vega, y aún así no sé. Una hora y media muy larga...

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.