www.diariocritico.com
'Marat-Sade': la Revolución francesa a ritmo de sintetizadores
(Foto: Jesús Ugalde)

'Marat-Sade': la Revolución francesa a ritmo de sintetizadores

lunes 01 de febrero de 2021, 15:56h

La primera obra teatral de Peter Weiss (1916-1982), fue Persecución y asesinato de Jean Paul Marat representado por el grupo teatral del hospicio de Charenton bajo la dirección del Señor de Sade, y es también conocida como Marat–Sade, que ahora dirige Luis Luque en la Sala Fernando Arrabal de Naves del Matadero. En la original propuesta de Luque se exploran las consecuencias y el enfrentamiento radical de la libertad individual, postura encarnada por el Marqués de Sade, y la revolución social, defendida por Jean Paul Marat.

La obra es, sin duda, un clásico del teatro del siglo XX que en este montaje se ha transformado en teatro musical y en verso, una pequeña o gran osadía que encierra riesgos añadidos y que, sin embargo, Luque ha sabido encajar con agudeza a partir de la traducción de Miguel Sáenz, y con la ayuda artística de Luis Miguel Cobo, que ha compuesto la brillante y variada música original, de claras connotaciones actuales; el israelí Sharon Fridman, que ha ideado la coreografía del amplio elenco; Monica Boromello, creadora del ecléctico y minimalista espacio escénico (un gran prisma elevado al fondo del escenario, una gran bañera móvil y unas sillas; David Hortelano, diseñador de la luz, precisa y cortante unas veces, otras suave y difusa; Bruno Praena en la composición de la videoescena, y Raúl Marina, creador del moderno vestuario.

Todo el equipo artístico ha estado al servicio de los trece actores y actrices en escena, que levantan un drama lleno de fuerza en el que el debate ideológico se abre paso a ritmo pop y en el que los valores encarnados por la República Francesa (libertad, igualdad, fraternidad), simbolizados en su bandera tricolor –que también ocupa el inmenso escenario en un momento de la función-, se abren paso remarcando las posturas irreconciliables entre los revolucionarios y la clase establecida, o dominante, como se prefiere nombrar en el nuevo lenguaje de los insurrectos.

Estupendos, enérgicos y atinados Juan Codina (Marat) y Nacho Fresneda (Sade), y junto a ellos, y con idéntico talante y presencia, sus compañeros Francisco Boira (Coulmier), Emilio Buale (Roux), Itziar Castro (Simmone Evrad), María Lobillo (Kokol), Juando Martínez (Paciente), Eduardo Mayo (Pregonero), Adrián Navas (Cicirici), Pepe Ocio (Duperret), Andrés Picazo (Polpoj), Julia Rubio (La Rosiñol) y Ana Rujas (Charlotte Corday).

Aunque a ritmo de musical, también este ‘Marat–Sade’, representa sobre el escenario en forma metateatral (teatro dentro del teatro), esta historia que Weiss escribió en los años 60 del siglo pasado y que sitúa la acción en los años inmediatamente posteriores al inicio de la Revolución Francesa. En ella se cuenta cómo un grupo de pacientes internados en la casa de salud de Cuarentón, dirigidos por su residente más ilustre, el Marqués de Sade, reviven en una función teatral los hechos históricos que condujeron al asesinato del revolucionario Jean Paul Marat apuñalado por la joven campesina Charlotte Corday. La puesta en escena y posterior representación del drama dentro del hospital de salud mental deriva en un acalorado, intenso y crudo debate político y filosófico en el que se enfrentan las ideas de Sade y las del revolucionario Marat. Argumentos de peso, y de uno y otro lado, se ponen sobre la mesa para debatir si en el camino de la existencia humana debe dominar el vicio o la virtud, lo social o lo individual, la propiedad privada o el reparto igualitario de los bienes, el irrefrenable deseo sexual o la muerte, entre muchos otros asuntos de calado.

La propuesta es sorprendente y, probablemente, atraerá a las Naves del Español a un numeroso público joven porque la música y el movimiento tienen una presencia tan decisiva como cautivante que, además, tienen la virtud de hacer más digerible el intenso debate ideológico -por otra parte, tan actual en la España de nuestros días-, que mantienen los dos personajes centrales del drama.

Acción y reflexión, ideología y política, teatro y música, medios y fines, verdades y contradicciones, autoridad y disturbios, locura y cordura navegan conjuntamente en este original y atractivo ‘Marat- Sade’, que da unas cuantas vueltas de tuerca y actualiza la propuesta del clásico del siglo XX de Peter Weiss y que, quizás por eso mismo, la hace más atrayente aún.

‘Marat-Sade’

De: Peter Weiss

Dirección: Luis Luque

Reparto: Francisco Boira, Emilio Buale, Itziar Castro, Juan Codina, Nacho Fresneda, María Lobillo, Juando Martínez, Eduardo Mayo, Adrián Navas, Pepe Ocio, Andrés Picazo, Julia Rubio y Ana Rujas

Traducción: Miguel Sáenz

Coreografía: Sharon Fridman

Diseño de espacio escénico: Monica Boromello

Composición de música original: Luis Miguel Cobo

Diseño de iluminación: David Hortelano

Diseño de videoescena: Bruno Praena

Diseño de vestuario: Raúl Marina

Ayudante de vestuario: Manuel Molina

Ayudante de dirección: Álvaro Lizarrondo

Una producción del Teatro Español

Teatro Español, Madrid

Hasta el 14 de febrero de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios