www.diariocritico.com
'El caballero incierto': una literaria, fascinante y esquizofrénica historia romántica

'El caballero incierto': una literaria, fascinante y esquizofrénica historia romántica

viernes 29 de enero de 2021, 14:46h

La Sala Margarita Xirgu del Español, acoge estos días el montaje de ‘El caballero incierto’, que Laila Ripoll ha escrito a partir de dos personajes incluidos en un capítulo de la novela La carne de Rosa Montero. Se trata de dos escritores ficticios, una tal Josefina Aznárez y un tal Luis Freeman, que la novelista, primero, y la dramaturga, después, vinculan tan íntimamente que resulta imposible separar a ambos.

El montaje comienza con la presencia de una mujer (Josefina, vestida de riguroso negro y con un vestido decimonónico que le tapa hasta los pies), dirigiéndose hacia el público, que asiste a una conferencia que va a dar su amigo íntimo, el escritor cubano Luis Freeman quién, al parecer, se haya en una habitación contigua algo indispuesto. Disculpando al conferenciante por su retraso, la mujer se dirige unas veces a la concurrencia y otras al escritor, oculto tras una de las cortinas laterales, y hasta llega a amenazarlo con “contar toda la verdad” al público si no hace inmediato acto de presencia ante él… A partir de ahí, el suspense, la sorpresa, la inquietud y el interés van in crescendo inteligentísimamente dosificados por los directores del montaje hasta el mismo final.

Ripoll ha reescrito el capítulo que Montero dedica a estos dos autores ficticios con garra y con nervio suficientes para mantener al espectador absolutamente embarcado de principio a fin en la historia contada. Pero, al mismo tiempo, tienen una alícuota parte del logro los dos directores del estupendo montaje, Alberto Castrillo-Ferrer y José Recuenco, y Silvia de Pé, la inmensa actriz que da vida a los dos personajes, unas veces en forma de diálogo entre ambos y otras en forma de monólogo. En todo caso, borda lo uno y lo otro, con una fuerza y con una verdad que estremecen. Lo suyo es un verdadero recital de interpretación, de transformación y hasta de fusión de ambos personajes en un tercero.

Son netamente románticos tanto la sugerente escenografía diseñada por Anna Tusell (la base son unas cortinas que la propia actriz mueve rítmicamente sin cortar nunca el clímax, y que configuran nuevos espacios y tiempos), como la inquietante iluminación de Juan Gómez-Cornejo, y el elegante vestuario y el logrado espacio sonoro y la inspirada música original que firman, respectivamente, Arantxa Ezquerro y David Angulo.

Todos ellos son aspectos fundamentales, decisivos, para dotar a la fábula que se cuenta ante los atónitos y desconcertados ojos de los espectadores, aquí convertidos en ilustres médicos que asisten a una conferencia mitad literaria y mitad psiquiátrica, para ir descubriendo la oscura personalidad de los dos personajes a quienes da vida Silvia de Pé dotándoles de una extraña e inquietante fascinación y ambigüedad.

El gesto, el movimiento corporal y, sobre todo, la inflexión de la voz de Silvia de Pé a lo largo de los 75 minutos de montaje, dota a los dos personajes a quienes da vida, Josefina Aznárez y Luis Freeman, de una fuerza personal y de una turbidez moral que, poco a poco, van descubriendo al espectador la magnitud de la tragedia íntima vivida por ambos.

Los directores de la propuesta dosifican inteligentemente la tensión, salpicándola de numerosos momentos de distendida comicidad (¡graciosísimas las incisiones de vocablos sajones -“Well…!, goog…! -, en el parlamento del atractivo escritor cubano cuando cuenta su llegada a Santander en 1892, en sus incipientes e interesadas relaciones con la sociedad local…

Al montaje, desde luego, no se le puede poner un solo pero. Y quien no haya visto aún la inmensa actriz que Silvia de Pé lleva dentro no puede perdérselo. Impecable, brillantísima, emocionante su actuación. Nadie debiera perderse una propuesta tan singular como esta, y en todos los sentidos. Sobresaliente.

‘El caballero incierto’

De: Laila Ripoll

Basado en un personaje de la novela La carne de Rosa Montero

Dirección: Alberto Castrillo-Ferrer y José Recuenco

Reparto: Silvia de Pé

Espacio escénico: Anna Tusell

Diseño de iluminación: Juan Gómez-Cornejo

Espacio sonoro y música original: David Angulo

Diseño de vestuario: Arantxa Ezquerro

Una producción de Teatro Español, Come y calla y Silvia de Pé

Teatro Español, Madrid

Hasta el 7 de febrero de 2021

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios