www.diariocritico.com
'El éxtasis de los insaciables': ¡Que aproveche!
Ampliar

'El éxtasis de los insaciables': ¡Que aproveche!

La parodia, el humor absurdo y el gusto por lo grotesco son tres de las características más destacadas de la literatura polaca contemporánea, en particular en la producción de Stanislaw Ignacy Witkiewicz, 1885-1939), autor de numerosas novelas y obras de teatro experimentales que ponen al descubierto la realidad humana contemporánea a través de deformaciones surrealistas. Hombre excéntrico y provocador -Witkiewicz fue una especie de Salvador Dalí polaco, si se me permite la comparación-, su actividad cultural fue incesante y destacó también en los campos de la fotografía, la pintura y la filosofía.

Un excelente camino para conocer el universo Witkiewicz puede ser el montaje que ahora ha subido al escenario de Réplika Teatro, ‘El éxtasis de los insaciables’, una obra llevada a escena por el joven Mikolaj Bielski, responsable de la dirección, dramaturgia, diseño de escenografía, iluminación y vestuario. El apellido Bielski es bien conocido en el ámbito teatral español, gracias a su padre, Jaroslaw, con quien compuso a mediados del año pasado una interesantísima versión de ‘El jardín de los cerezos’, de Chejov, de la que dimos aquí buena cuenta (http://www.diariocritico.com/noticia/481237/el-jardin-de-los-cerezos-estupenda-y-actualizada-version-de-jaroslaw-bielski-y-mikolaj-bielski-sobre-el-clasico-de-chejov.html).

En ‘El éxtasis de los insaciables’, Mikolaj Bielski da ya sobradas muestras de que ha alcanzado ya su madurez como hombre de teatro y ha dado un nuevo salto en su carrera al convertirse en ayudante de dirección de Grzegorz Jarzyna en el nuevo proyecto teatral del Tr Warszawa (Polonia), que está montando por estas fechas “Los idiotas”, basado en la película de Lars von Trier, cuyo estreno está previsto para febrero de 2017.

El montaje que Bielski ha hecho sobre textos de Witkiewicz es original, atrevido, rompedor, provocador, minucioso y, al mismo tiempo, exquisito. El propio teatro advierte al anunciar el espectáculo que está dirigido a un público adulto (mayores de 18 años) y esa es una actitud encomiable porque realmente es así. Y no por lo escabroso de las escenas que allí pueden verse, sino por los juicios de valor que pueden extraerse de ellas, extremadamente pesimistas, sobre el momento que atraviesa la especie humana, degradada por un sinfín de factores en donde la economía, las drogas, el sexo y el capricho ocupan la cúspide de sus preocupaciones cotidianas. Se puede estar o no de acuerdo en esas apreciaciones, pero solo una mente mínimamente formada debe ocuparse de ello, y así se advierte.

El argumento de ‘El éxtasis de los insaciables ‘gira en torno a un aristócrata caprichoso y al borde de la esquizofrenia (estupendo Raúl Chacón) que expone a diestro y siniestro sus contradictorias y provocadoras teorías sobre la existencia humana, al tiempo que decide presentar a su madre (genial Socorro Anadón,una actriz que lo da siempre todo) a su novia, una prostituta (Eeva Karoliina, Loca, procaz y seductora) que acaba de conocer y que mantiene relaciones paralelas con otro noble, Malcolm Sitté.

Bielski presenta la historia en un ambiente psicodélico integrado en una escenografía posmoderna en donde cobra una importancia decisiva la música (interpretación soberbia y en puro directo) de ErRor Humano (Víctor Heitzmann, Salvador Liétor y Jacobo Márquez),y el diseño de luz (verdes, rojos, azules, blancos…) que firma el propio director de escena. El espacio es una suerte de templo de la modernidad en donde la degradación, la locura y el sinsentido se sirven generosamente y a discreción entre un principio sorprendente (una mujer columpiándose frenética y compulsivamente de extremo a extremo del amplio escenario), y una cena fría que contrasta con el paisaje infernal vivido a lo largo de los 70 minutos de soberbio montaje.

Aturdido, golpeado en su interior, sorprendido y boquiabierto, el espectador abandona la sala con la seguridad de haber asistido a un montaje que merece la pena y de que, probablemente, es la propuesta más singular, posmoderna y sorprendente que puede verse hoy en la escena madrileña. Nada que envidiar a esas otras que uno busca en Londres, Berlín, Praga o Varsovia, por supuesto.

‘El éxtasis de los insaciables’

Textos y material dramático: Stanislaw Ignacy Witkiewicz

Dirección, dramaturgia, diseño de escenografía, iluminación y vestuario: Mikolaj Bielski

Reparto: Socorro Anadón, Raúl Chacón, Malcolm Sitté y Eeva Karoliina

Producción: Réplika Teatro

Diseño del cartel y programa: Natalia Kabanow

Fotografía: Emilio Gómez

Con la colaboración del Instituto Polaco de Cultura de Madrid

Réplika Teatro

Hasta el 16 de diciembre

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.