www.diariocritico.com
'El jardín de los cerezos', el adiós de Ernesto Caballero al frente del CDN

'El jardín de los cerezos', el adiós de Ernesto Caballero al frente del CDN

miércoles 13 de febrero de 2019, 09:10h

De nuevo el lirismo, el paso inexorable del tiempo, el final de una época durante la Rusia prerrevolucionaria, y unos personajes perdidos que prefieren no ver la realidad, no enfrentarse a ella, y quedarse anclados en la memoria, en un pasado que ya no volverá. Se trata de ‘El jardín de los cerezos’, de Anton Chéjov, esta vez en versión y dirección de Ernesto Caballero que firma con este montaje su adiós como director del Centro Dramático Nacional. La propuesta podrá verse hasta finales de marzo en el Teatro Valle-Inclán.

‘El jardín de los cerezos’ es la última obra de Chéjov, que la escribió estando ya muy enfermo, y cuyo estreno dirigió en enero de 1904 Constantin Stanislavski en el Teatro del Arte de Moscú. Unos meses después, en julio de ese mismo año, moría el genial autor ruso, seguramente sin llegar a sospechar que la suya seguiría siendo una obra de culto más de un siglo después de su estreno. Su texto está lleno de lirismo, de poesía y de vida, los que marcan sus personajes con todas sus grandezas y sus miserias, con todas sus ilusiones y sus contradicciones, y que componen este sutil juego tragicómico que es vivir, y eso aunque el autor ruso escribiese inmediatamente después del título de su obra el término “comedia”. Comedia sí, pero amarga.

No ha querido Ernesto Caballero en su despedida economizar recursos. Empezando por el extraordinario elenco, 13 actores de talla, que se reparten otros tantos personajes: Chema Adeva, Nelson Dante, Paco Déniz, Isabel Dimas, Karina Garantivá, Miranda Gas, Carmen Gutiérrez, Carmen Machi, Isabel Madolell, Fer Muratori, Tamar Novas, Didier Otaola y Secun de la Rosa. Y otro tanto puede decirse del equipo artístico: la deslumbrante escenografía la firma Paco Azorín; la iluminación, Jon Aníbal; el vestuario, Juan Sebastián Domínguez; la música y espacio sonoro son de Luis Miguel Cobo; el vídeo ha sido diseñado por Pedro Chamizo, y el movimiento escénico es obra de Carlos Martos.

En realidad en esta obra no hay verdaderos protagonistas y la mirada del espectador va pasando de unos a otros personajes, llenos de egoísmos, de indecisiones, de ceguera, de melancolía y de resignación. Todos ellos participan de juegos, viajes, recuerdos, fiestas, picnics y almuerzos en carísimos restaurantes… Todo vale para intentar evadirse de una dura realidad que no quieren ver aunque se les venga encima como una implacable y pesada losa.

Andréievna Ranévskaya (Carmen Machi) es una aristócrata arruinada que viaja con su familia, parientes y amigos a su vieja hacienda de ‘El jardín de los cerezos’, para evocar por última vez una época pasado que parece que ya no volverá. La cerrazón de la aristócrata y de todo su entorno llega hasta el punto de no admitir ni siquiera la posibilidad de salvación de la finca dividiéndola en parcelas para ser vendidas a la naciente clase burguesa y así poder hacer frente a las deudas acumuladas a lo largo de los años. Finalmente, ‘El jardín de los cerezos’ es subastado y adquirido, junto con el resto de la finca por Lopajín (Nelson Dante), un hombre de negocios hijo y nieto de antiguos siervos de la aristócrata, a quien pretende convencer sin éxito alguno de la única salida para evitar lo inevitable.

El paso implacable del tiempo, ese “manto de olvido que a todos nos espera como una nieve inevitable”, como dice Caballero en su presentación del montaje, ha querido ser la metafórica propuesta de este dramaturgo y director de escena que, de uno u otro modo, seguirá presentándonos su particular forma de entender el teatro y la vida, ya en una nueva etapa.

‘El jardín de los cerezos’

Texto: Anton Chéjov

Versión y dirección: Ernesto Caballero

Reparto: Chema Adeva, Nelson Dante, Paco Déniz, Isabel Dimas, Karina Garantivá, Miranda Gas, Carmen Gutiérrez, Carmen Machi, Isabel Madolell, Fer Muratori, Tamar Novas, Didier Otaola y Secun de la Rosa

Escenografía: Paco Azorín

Iluminación: Ion Aníbal

Vestuario: Juan Sebastián Domínguez

Música y espacio sonoro: Luis Miguel Cobo

Vídeo: Pedro Chamizo

Movimiento escénico: Carlos Martos

Una producción del Centro Dramático Nacional

Teatro Valle-Inclán, Madrid

Hasta el 31 de marzo de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.