www.diariocritico.com
'Tiestes': bacanal, terror y sangre

'Tiestes': bacanal, terror y sangre

viernes 11 de octubre de 2019, 10:52h

¿Instalación, pieza escénica o concierto electroacústico? De todo tiene este ‘Tiestes’ de la Compañía Grumelot (John Wayne al pie del monte Urgull, Los brillantes empeños, Sobre Julieta, Mi pasado en b, Playing de victim), ese artefacto teatral, diverso, perenne y enormemente creativo que apuesta fuerte en cada una de sus nuevas propuestas. Nunca aburre. Siempre sorprende. ¿Hay quién dé más? En esta ocasión, el montaje vuelve a deslumbrar, a remover y hasta a inquietar. ‘Tiestes’, que parte del mito grecolatino, y bebe de la tragedia original de Séneca para traerla al siglo XXI de forma absolutamente libre, puede verse en la Sala de Bóvedas del Conde Duque hasta el próximo 26 de octubre.

Hoy se diría del ‘Tiestes’ de Grumelot que es toda una experiencia. Y, por una vez y sin que sirva de precedente, lo es. No ha podido encontrarse mejor espacio escénico para mostrar esta nueva propuesta de teatro inmersivo. Un espacio subterráneo para acceder al cual hay que bajar docenas y docenas de escalones. Un hecho que ya predispone a lo telúrico, a la tragedia, al terror de la pasión, del fuego y la oscuridad. Una vez allí, esa experiencia teatral inmersiva (luces y sombras; músicas y sonidos diversos que mezclan electrónica, disonancias y hasta arias de ópera; grandes pantallas que proyectan imágenes unas veces realistas, otras evocadoras o surrealistas; docenas de objetos que sugieren tanto como previenen; luces rojas, azules, amarillas…, que subrayan la singularidad del espacio o enfocan a los actores, permanentemente mezclados con el público…, y una voz de mujer que relata en inglés -la traducción simultánea se muestra en las pantallas-, parte de la historia que se va a vivir durante casi dos horas, en las mismas narices del espectador, unas veces atónito, otros alerta, y las más contagiado por el trance de lo allí vivido: lucha por el poder, sexo, violaciones, antropofagia…

Magnífica la dirección de Íñigo rodríguez Claro, a partir de la versión y adaptación libres de Carlota Gaviño, la música electroacústica del compositor José Pablo Polo, y el inmenso trabajo corporal y vocal de los tres actores (Juan Ceacero, José Juan Rodríguez y Lluna Casterá), siempre mezclados entre el público y emanando una energía creciente, que desplazan por las diversas estancias del espacio escénico que ocupan enteramente con su presencia.

En la fábula se cuenta como los hermanos gemelos Atreo y Tiestes, hijos de Pélope, rey de Olimpia, asesinan a su hermanastro Crisipo para ocupar el trono. Su padre, enterado de lo sucedido, les destierra y terminan en Micenas donde son acogidos por su sobrino, el rey Euristeo. Muerto este, el oráculo dicta que uno de los dos hermanos debe ser el sucesor. La esposa de Atreo, Aérope, mantiene una relación con Tiestes, y hace lo posible para que este sea elegido como sucesor. Pero el dios Zeus prefiere a Atreo, y es quien finalmente será elegido como nuevo rey (“…él y yo hemos sido siempre como un átomo, y hoy va y hace esto en público ¡Es como arrancarme el corazón...!”). Entonces Atreo destierra a su hermano de Micenas. En su exilio, Tiestes se casa con Laodamía, con quien tiene tres hijos (Orcómeno, Áglao y Calileonte). Sin embargo, Atreo se entera de la infidelidad de su mujer y engaña a Tiestes para que vuelva, secuestrando a sus hijos y dándoselos de comer en un banquete…

La tragedia es brutal, seca, cortante, despiadada, lacerante y preñada de ese odio ancestral que acompaña siempre al ansia de poder, y que sobrepasa incluso cualquier lazo familiar entre los contendientes. Y todo eso se muestra excepcionalmente en ese ambiente telúrico y terrorífico que ha construido Grumelot en este espectáculo de casi dos horas de duración, itinerante y libre (el espectador puede moverse con plena libertad por cada una de las estancias, examinar los objetos del attrezzo, o tocar cuanto quiera, a excepción de los cuerpos de los actores…). Constituye, en fin, una propuesta inmersiva de gran calado, como ya lo fuera su Sin título, un montaje que merece volver a los escenarios cuanto antes.

Para ser aún más claro, a ‘Tiestes’ no debieran acudir aquellos espectadores que buscan encontrar propuestas tradicionales, pero no deberían perdérselo bajo ningún concepto aquellos otros que buscan nuevas formas teatrales, montajes atrevidos, que cuestionan las formas de siempre y que quieren romper los límites entre el teatro y la performance. Muy interesante.

‘Tiestes’

A partir del texto de Séneca

Adaptación y versión: Carlota Gaviño

Dirección: Íñigo Rodríguez Claro

Reparto: José Juan Rodríguez, Juan Ceacero y Lluna Issa Casterá

Ayudante de dirección: Javier L. Patiño

Asistencia a la dirección artística: Carlos Pulpón

Composición musical original y música en directo: José Pablo Polo

Diseño de iluminación: Pablo R. Seoane y Álvaro Guisado Garavito

Audiovisuales: La Dalia Negra y Javier L. Patiño

Producción ejecutiva: Xper Teatro (Lorenzo Pappagallo)

Teatro Conde Duque, Madrid

Hasta el 26 de octubre de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.