www.diariocritico.com
José Tomás y el catalán Serafín Marín, a hombros en la Monumental de Barcelona en 2010.
José Tomás y el catalán Serafín Marín, a hombros en la Monumental de Barcelona en 2010.

Una sentencia sin efectos prácticos: el Constitucional anula la prohibición de los toros en Cataluña

jueves 20 de octubre de 2016, 12:36h
Es la crónica de una sentencia (casi) anunciada. Porque el Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha anulado, con el voto favorable de ocho de sus miembros el artículo 1 de la Ley catalana que prohíbe las corridas de toros porque invade la competencia del Estado, al haber sido la fiesta nacional declarada patrimonio cultural. Otros tres magistrados han votado en contra y formularán un voto particular, han informado fuentes del órgano de garantías. En efecto, ya se pueden organizar corridas, pero por el clima antitaurino de las instituciones políticas e incluso de la sociedad, es fácil adelantar que esta sentencia que complace a los taurinos no tendrá aplicación práctica.
En su resolución, el TC señala que Cataluña tiene competencia para regular los espectáculos públicos y también para proteger a los animales, por lo que esta circunstancias por si sola no convierte en inconstitucional la ley catalana.

Así, la competencia sobre espectáculos públicos podría incluir la prohibición de las corridas con el fin, como es el caso, de proteger a los animales. Pero en este caso hay que tener en cuenta que la tauromaquia ha sido declarada por el Estado patrimonio cultural, razón por la que la prohibición invade competencias estatales en materia de cultura (artículos.1.28 y 149.2 de la Constitución.

El Estado dictó dos leyes, una en 2013 y otra en 2015, que no fueron recurridas ante el TC, con las que los declaró patrimonio cultural inmaterial, recuerda la sentencia dada a conocer este jueves.

De momento, se insiste, ningún empresario taurino, que ya contaban desde hace semanas con esta sentencia favorable, tiene la más mínima intención de organziar ningún festejo por tenerlo todo en contra, sin olvidar que la plaza Monumental de Barcelona es propiedad privada, de la familia Balañá, que no hizo nada en su momento por oponerse a la prohibición, ni pretende hacerlo ahora a la espera de que le paguen desde la Generalitat por el cese obligado de su negocio. Y la plaza de las Arenas se ha transformado en un mercado.

Con respecto a esta sentencia, la directora de Animanaturalis España, Aída Gascón, ha señalado que la anulación por parte del Tribunal Constitucional de la prohibición de celebrar corridas de toros en Cataluña es un "insulto a los derechos políticos y de participación de la ciudadanía" porque el veto se aprobó tras la presentación de una ILP "que recogió más de 185.000 firmas de los catalanes".

Po su parte, el conseller de Justicia de la Generalitat, Carles Mundó, ha criticado que el Tribunal Constitucional (TC) haya anulado el artículo de la ley catalana que prohíbe las corridas de toros en Catalunya porque "en nombre de la cultura no se puede amparar el maltrato animal".

"El TC anula la ley que prohíbe torturar y matar toros como espectáculo. En nombre de la cultura no se puede amparar el maltrato animal", ha lamentado el conseller la mañana de este jueves en un apunte de su cuenta de Twitter recogido por Europa Press.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios