www.diariocritico.com

Puigdemont queda libre mientras el juez decide si entregar a España al ex president

> Este país comienza a hartarse de la situación y teme un deterioro de las relaciones
> El político podrá hacer campaña en el inicio de la carrera electoral catalana del 21-D

lunes 06 de noviembre de 2017, 07:45h
Tras un domingo de pocas noticias para todo lo que estaba sucediendo, fue casi a la medianoche cuando la justicia belga decidió dejar en libertad al ex president de la Generalitat Carles Puigdemont, así como a los 4 ex consellers. Todos ellos están acusados por la Audiencia Nacional de rebelión, sedición, malversación de fondos, desobediencia y prevaricación. Su puesta en libertad se les ofreció a condición de no abandonar el país y estar localizables, así como comparecer cada vez que sean requeridos.

Ya a primera hora de la mañana, como les contamos, Puigdemont y los ex consellers Antoni Comín, Clara Ponsatí, Lluís Puig y Meritxell Serret se entregaron a la policía en una céntrica comisaria de Bruselas, impidiendo así la mala imagen de un arresto. Ya en calidad de detenidos, y evitando en todo momento la presencia de medios de comunicación, fueron trasladados a la sede de la Fiscalía Federal, donde permanecieron prestando declaración ante el juez de instrucción designado para el caso hasta el momento en que fueron puestos en libertad.

Así las cosas, Puigdemont podrá hacer campaña después de ser nombrado por su partido, el PDeCAT, cabeza de lista electoral para los comicios del 21-D. El juez no le ha prohibido comparecer ante los medios y hacer una vida sin limitaciones.

Puigdemont se manifestó públicamente por última vez la noche del sábado, a través de la red social Twitter, en un mensaje escrito en neerlandés, en el que se declaraba dispuesto a colaborar "plenamente" con la Justicia belga. El neerlandés fue también el idioma elegido por su abogado para que el ex president realizase su declaración ante la Fiscalía, propiciando así la presencia de un juez flamenco, más proclive a la causa del nacionalismo, según deducen algunos diarios.

El proceso judicial continuará ahora en la Cámara del Consejo de Bruselas, que dispondrá de un plazo de 15 días para pronunciarse sobre el recurso de los procesados. No obstante, la tramitación en Bélgica de una euroorden, según se destaca, podría prolongarse incluso 90 días.

Malestar en el Gobierno belga

La estancia de Puigdemont y los 4 ex consellers en Bélgica está creando malestar y podría deteriorar las relaciones entre el Gobierno belga y el español, según resaltan algunos medios.

El primer ministro belga, Charles Michel, ha intentado desmarcase del caso, pero tiene muy difícil controlar a sus socios de gobierno, los nacionalistas flamencos. Ayer, el ministro del Interior belga, Jan Jambon, criticó a Mariano Rajoy, manifestando que se ha "extralimitado" y "ha ido demasiado lejos" en su respuesta al desafio independentista.

También desde la oposición, el ex primer ministro de este país, Di Rupo, acusó al mandatario español de "actuar como un franquista". El portavoz del PP y vicepresidente primero del Grupo PPE en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, por su parte, acusó a Jambon de pertenecer a un partido de "acreditado historial xenófobo" como Nueva Alianza Flamenca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios