www.diariocritico.com
Colmenar Viejo: triple petardo ganadero de Valdefresno para cerrar feria
Ampliar

Colmenar Viejo: triple petardo ganadero de Valdefresno para cerrar feria

martes 28 de agosto de 2018, 23:00h
Peor, imposible. O casi. Porque el hierro de Valdefresno pegó uno de los petardos más sonados que se recuerdan en Colmenar Viejo. Además, por triplicado: por la presentación anovillada en general de sus toros; por el nulo juego, casta y fuerza de los mismos, y por unos pitones más que sospechosos de fraude (como el de la foto, lidiado en tercer lugar). Con semejantes bichos, salvo en algún pequeño detalle, se estrellaron Ferrera -que sustituía a Castella-, Perera y Del Álamo.El banderillero Javier Valdeoro resultó cogido,de pronóstico resevado, por el primero.

"Si llego a saber este engaño, me echo la siesta". La frase la pronunció, a voces, un aficionado del tendido seis en la lidia, o lo que fuera aquello, del quinto animal -que como sus hermanos no parecía toro, ni mucho menos bicorne-, entre el aburrimiento y la indignación que ya se había generalizado a lo largo de la nefasta tarde. Como es lógico, justo y necesario, se llevó una estruendosa ovación de gran parte del cotarro de alrededores.

Y es que con los animales, que no toros -nada que ver con el primigenio 'bos taurus'-, que con la divisa de Valdefresno salieron por chiqueros el festejo empezó mal, continuó peor y acabó pésimo. Un petardo no sólo por el infumable trapío general, sino también por una mayoría de pitones que los veterinarios -tan cómplices como el presidente- nunca debiero autorizar para su lidia o lo que fuera aquello.

A lo que unieron los bichos la ausencia total de casta, con una mansedumbre que les llevaba siempre a la querencia de toriles, y la flojera en mayor o menor medida con que también se 'adornaban'. Un bochorno, un desafuero que indignó a la mayoría del público y que nuevamente hace que la Fiesta no necesite antitaurinos: con taurinos como estos se acabará muy pronto.

Todo lo contado de la catadura de los animales no exonera a una terna cuyos poderdantes, en el caso de Juan del Álamo la propia empresa del coso de La Corredera, escogieron semejantes piltrafas para sus pupilos, que se dedicaron a intentar redondos y naturales con semejante material en plan aburrido.

Con algunos detalles muleteros de Ferrera en el cuarto del que en el conjunto de una faena ventajista y acelerada -por algo le llaman Ferrari- cascabeleó algún pase con enjundia y desmayo. Otros que apuntó Del Álamo en su primero con algo de temple y ligazón pero muy deslavazados... y nada de nada por parte de un Perera en horas bajas.

Al menos, es justo y necesario destacar que lo más -y lo y único- torero de verdad de la buena lo llevó a cabo el subalterno Ambel Posada, con dos extraordinarios pares en el cuarto que le obligaron a desmonterarse. Del resto, lo dicho/escrito: para cerrar Feria, peor, imposible.

FICHA

Toros de VALDEFRESNO, sin trapío, aunque 2º, 3º y 6º con volumen; pobres de cabeza, mansos, descastados, nobles y muy flojos. ANTONIO FERRERA: silencio; ovación tras aviso. MIGUEL ÁNGEL PERERA: silencio; pitos. JUAN DEL ÁLAMO: ovación tras aviso; silencio. Colmenar Viejo, 28 de agosto. 4ª y última de Feria. Menos de media entrada. Observaciones: el banderillero Javier Valdeoro fue atendido en la enfermería de contusión en la pala ilíaca derecha con dolor muy selectivo sobre ella, así como en la articulación sacro-iliaca derecha, detectándose probable lesión del nervio ciático mayor. Pronóstico reservado. Fue trasladado al Hospital de La Paz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios