www.diariocritico.com
Cómo rebajar la tensión de los clientes ante su procedimiento judicial
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Cómo rebajar la tensión de los clientes ante su procedimiento judicial

jueves 14 de junio de 2018, 12:43h

Las personas, clientes, pacientes, etc. que se enfrentan o han de enfrentarse a un procedimiento judicial, presentan en la mayoría de las ocasiones sentimientos de preocupación, ansiedad, vulnerabilidad, etc.

Es fundamental, por parte de todos los profesionales del entorno, abogados, psicólogos, etc. transmitirle seguridad, confianza y tranquilidad en los días, e incluso momentos previos al juicio. Debemos entender que ellos, son parte implicada, y nosotros no dejamos de ser un tercero que no lo vive, sino que lo defiende o lo representa desde fuera, y que más tarde, nosotros volveremos a nuestra zona de confort y ellos, seguirán con su problema.

Sabemos que esas personas, están atravesando momentos complicados de su vida, sea cual sea la materia a defender, puesto que, a nadie, le gusta ponerse delante de un juez, para que este mismo sea el que “decida” sobre su vida, aun sabiendo que no queda más remedio.

A esto, hay que sumarle que la mayoría de clientes, no se han encontrado en una situación similar anteriormente y que todo lo que les ocurrirá en este periodo, es absolutamente novedoso.

Tratar el tema con serenidad y aportar información anticipada y detallada de cómo es la sede judicial a la que acudirán, incluso los detalles físicos, qué es lo que se van a encontrar, cómo va a proceder la vista y demás, aportara tranquilidad, y hará que la persona se sienta más fuerte e incluso más cómoda ante la llegada de ese momento.

Esto, además, potenciará la relación entre profesional y cliente. Requisito absolutamente necesario en este campo profesional, ya que los clientes, ponen en manos de sus abogados y de los equipos de estos, su vida entera.

Algunas de las conductas que puede asumir el equipo profesional, con el fin de rebajar los niveles de tensión y ansiedad de los clientes pueden ser:

  • Preparar de manera detallada el juicio y toda la documentación. A lo largo de esta preparación, es importante que el cliente no perciba que el profesional tiene prisa o ganas de quitárselo de en medio rápido. Es necesario que sientan que se les está prestando la atención adecuada y que están en las mejores manos.
  • Una vez en sede judicial, normalmente hay tiempos de espera, en estos momentos no es conveniente seguir hablando del juicio, sino de otros temas personales en los que coincidan o en conversaciones triviales, que ayudarán a rebajar la tensión y la atención al entorno y mejorarán los niveles de respuesta del cliente. Si este tiene dudas, se resolverán, pero no nos detendremos en ellas más tiempo del necesario.
  • Asumiendo que anteriormente, le hemos explicado al cliente los detalles del lugar físico al que íbamos a acudir y suponiendo que la parte contraria estará por allí, si es posible nos situaremos al otro lado de la planta correspondiente o incluso en otra distinta. Las esperas solo generan tensión, y si en el campo visual tenemos a la otra parte, esta será mucho peor.

Es importante recordar, que el trabajo de los profesionales dedicados al derecho y a los procedimientos judiciales, no consiste únicamente en la preparación a juicio, sino en el arropo y el acompañamiento a personas que, en determinados momentos de su vida, están en una situación complicada y seguro, desconocida, y mucho más vulnerables al entorno. Se trata de un trabajo complicado que requiere atención a multitud de factores y detalles, pero que bien hecho, de persona a persona, hará sentir a los clientes, que ha elegido al mejor equipo de profesionales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios