www.diariocritico.com
'La dama duende', demonio no puede ser, sino mujer
Ampliar
(Foto: Marcos G. Punto)

'La dama duende', demonio no puede ser, sino mujer

La comedia de capa y espada ‘La dama duende’, de Calderón de la Barca (Madrid, 1600-1681), estrenada en 1629, abre la nueva temporada del Teatro de la Comedia, sede de la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC), después de inaugurar en julio pasado con notable éxito la 40ª edición del Festival de Teatro Clásico de Almagro.

El montaje, con adaptación de Álvaro Tato y dirigido por Helena Pimenta, tiene la calidad de la práctica totalidad de los montajes producidos por la CNTC en las últimas temporadas.

Desde el año 2000, esta comedia no se representaba en el escenario de la CNTC, en una producción que dirigió José Luis Alonso de Santos y protagonizó Lola Baldrich. Ahora es Marta Poveda quien encarna a una Doña Ángela graciosísima, llena de recursos vocales, gestuales y corporales, acompañada en escena por Rafa Castejón (Don Manuel, lánguido o decidido, pero espléndido también), Álvaro de Juan (divertido Cosme), David Boceta (clásico Don Luis), Paco Rojas (Rodrigo), Joaquín Notario (soberbio Don Juan), Nuria Gallardo (fenomenal Doña Beatriz), Cecilia Solaguren (Isabel, que repite el papel que interpretó hace 17 años) y Rosa Zaragoza (Clara). Todos ellos brillan con luz propia en escena por la homogeneidad n su dicción del verso y por la altura de sus interpretaciones.

La comedia de Calderón tiene lugar en Madrid, ciudad a la que se hace referencia ya en los primeros versos: “Por un hora no llegamos / a tiempo de ver las fiestas / con que Madrid generosa / hoy el bautismo celebra/ del primero Baltasar”, dice don Manuel a su criado Cosme. Ambos buscan la casa de unos amigos, don Luis y don Juan, quienes a su vez tienen una hermana viuda, doña Ángela, a la que los hombres mantienen encerrada de puertas adentro para guardar su honorabilidad, como era costumbre hacer en la época. Los hermanos tratan de ocultar la presencia de la viuda a los ojos de don Manuel, pero la habitación donde alojan al amigo se comunica secretamente con la de doña Ángela por un pasadizo disimulado detrás de una alacena. Cuando la dama lo descubre no puede resistir la tentación de fisgar en la habitación del huésped y allí sucederán una serie de enredos, con las consiguientes confusiones, que hacen de ‘La dama duende’ una de las comedias más divertidas del autor madrileño.

Recalca también que estamos en la capital de las Españas la música elegida por Ignacio García que comienza con los acordes de una de las más famosas piezas de Boccherini para incidir en que también el montaje de Helena Pimenta sitúa allí la acción, pero dos siglos más tarde, en plena época romántica. La directora de la CNTC pone el acento en lo grotesco de la circunstancia que atraviesa la mujer viuda, obligada cruelmente a permanecer encerrada entre las cuatro paredes de su casa. Su ingenio y su afán por derribar esos muros, llevarán la acción a situaciones desconcertantes tanto para el huésped como para sus hermanos. Pero Pimenta no ha dejado de pronunciar también lo que, sin duda, es lo esencial de la obra de Calderón: sus aspectos dramático y lírico, encerrados en la musicalidad de unos versos hermosísimos, que todo el elenco declama con la misma naturalidad que gracia, sorpresa o profundidad, según el momento.

La escenografía de Esmeralda Díaz dibuja dos ambientes, el del interior de la casa, donde se van alternando la habitación de doña Ángela y la del huésped, con un diván y una cama, en torno a esa alacena central por donde pasan todos los enredos; y un espacio exterior, centrado fundamentalmente en el jardín.

Gómez Cornejo, en su planteamiento del diseño de la luz, pronuncia el romanticismo y el misterio de la situación con sus claroscuros, aunque no falta la luz cuando la intensidad de las situaciones lo requiere. Por su parte, Nuria Castejón ha planteado coreografías etéreas y delicadas que también pone al servicio del aire misterioso de ‘La dama duende’, así como el vestuario de Gabriela Salaverri, elegante y sofisticado.

‘La dama duende’, de Calderón de la Barca

Versión: Álvaro Tato

Dirección: Helena Pimenta

Intérpretes: Rafa Castejón, Álvaro de Juan, Marta Poveda, David Boceta, Paco Rojas, Joaquín Notario, Nuria Gallardo,

Cecilia Solaguren y Rosa Zaragoza

Asesor de verso: Vicente Fuentes

Maestro de armas: Jesús Esperanza

Vídeo Escena: Álvaro Luna

Teatro de la Comedia, Madrid

Hasta el 20 de diciembre de 2017

Gira:

Pamplona (Baluarte) 2-3 marzo; Logroño (Teatro Bretón) 9-10 marzo; Vitoria (Teatro Principal) 14-15 marzo; Valladolid (Teatro Calderón) 6-8 abril; Murcia (Teatro Romea) 20-22 abril; Valencia (Teatre Principal) 26-29 abril; Córdoba (Gran Teatro) 4-5 mayo; Sevilla (Teatro Lope de Vega) 9-12 mayo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.