www.diariocritico.com
'La manada': la procesión va por dentro

'La manada': la procesión va por dentro

lunes 30 de octubre de 2017, 16:18h
Desierto del Karoo (Sudáfrica). El sol cae a plomo sobre la tierra, las bestias y las personas. Allí no hay quien viva. Sin embargo, unos cuantos hombres y mujeres tienen allí su vida, su residencia y su trabajo. En otras palabras, su historia. Todo sucede allí, y desde hace muchos años, en una granja en donde los balidos de las ovejas y el ladrido de los perros que cuidan los rebaños y la casa se alternan con el sonido de los grillos y el de las cigarras… No es tan difícil imaginárselo porque no sucede algo muy distinto en plena península ibérica (pienso en aldeas de La Mancha, Extremadura o Andalucía entre las dos y las seis de la tarde de cualquier verano, en medio del campo, con más de 40 grados a la sombra).

Este es el espacio vital donde se enmarca la historia contada en 'La manada', montaje de Karoo Teatro, escrito y dirigido por Daniel Dimeco y galardonada con el Premio Max Aub de Teatro en Castellano Ciutat de Valencia 2016 (está también editada en Ñaque).

Todo comenzó con el trabajo de tres actores (Raquel Domenech, Roksana Nievadis y Rodolfo Sacristán) con el propio Daniel Dimeco hace un par de años a través de un laboratorio de improvisaciones e inmersión en el universo sudafricano a partir de la idea original de dos novelas de John Maxwell Coetzee: 'Desgracia' y 'En medio de ninguna parte'. El resultado es un montaje sencillamente sobrecogedor, lacerante, extraordinario.

Violencia institucionalizada

La acción implica a tres hermanos, miembros de una familia de la generación blanca post-apartheid, que vuelve a reunirse en la cocina de la granja familiar varios años después de la muerte del padre. Ahora la granja es de Vera y de su marido, mientras que sus dos hermanos están allí circunstancialmente. Andries huyendo de la justicia, que lo persigue por acumular varias acusaciones de abusos deshonestos en preadolescentes y adolescentes, alumnas del instituto donde da clase, aunque ahora está allí como empleado de la granja. La hermana pequeña, Helen, vuelve con Vera de vez en cuando, unas veces para descansar y otras huyendo de sus constantes amantes, que la manejan únicamente como objeto de sus caprichos sexuales.

Mientras Vera prepara la comida (el espectador está también allí, cerca -muy cerca- de los hermanos y del fogón, percibiendo los intensos olores a café, a cebolla, y a la caldereta de carne con pimientos, patatas, zanahoria y alguna otra verdura. El sonido constante del agua hirviendo, mezclado con los cantos de las chicharras, o el balido de las ovejas, que dibujan un espacio escénico inquietante, claustrofóbico. Allí, entre corte y corte de las verduras, en medio de una violencia tremenda -dentro y fuera del hogar-, los hermanos sacan del armario de los recuerdos las relaciones tóxicas con su padre y su madre, impregnadas de disciplina y de sentimiento de culpa motivado por sus creencias religiosas calvinistas; y también las cicatrices que les han dejado las relaciones que han tenido -y tienen aún- entre los tres hermanos, que van mucho más allá de las admitidas socialmente, y que llegan hasta el incesto frecuente, y todo un mar de simulaciones y ocultaciones a los que se ven abocados para mantener una situación que a nadie satisface.

La interpretación de Raquel Domenech (Vera), Roksana Nievadis (Helen) y Rodolfo Sacristán (Andries), es formidable y rezuma verdad, y denota su extraordinaria implicación en la génesis del texto, y las profundas reflexiones sobre el hombre y su entorno que han debido de surgir entre ellos -por cierto, antes de comenzar la aventura del montaje, no se conocían entre sí-. El resultado es una función muy potente, llena de fuerza en la historia, en la escenografía y en la interpretación, que sacude y estremece al espectador hasta en sus más íntimas entrañas. Imprescindible.

'La manada'

Texto y dirección: Daniel Dimeco

Intérpretes: Raquel Domenech, Roksana Nievadis y Rodolfo Sacristán

Fotografía: Carmen Garrido

Producción: Karoo Teatro

Teatro de La Puerta Estrecha, Madrid

Sábados 4, 18 y 25 de noviembre, y 2 y 16 de diciembre de 2017 (13 h.).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.