www.diariocritico.com
Garrido se luce con el capote ante su primer toro
Garrido se luce con el capote ante su primer toro (Foto: Plaza 1)

Decepcionante y falso mano a mano entre Curro Díaz y José Garrido (vídeo)

El pésimo juego de los toros de Monntealto dejó pocas opciones a los coletudos

domingo 16 de abril de 2017, 21:48h
Se cumplió el aserto: corrida de expectación (relativa), corrida de decepción (relativa). El relativismo se debe a que, por el mal juego del encierro de Montealto, Curro Díaz con la flámula y José Garrido con el percal dejaron algunos apuntes insuficientes para lo que se esperaba de un mano a mano que no fue. No fue porque, cual una corrida normal, en ningún momento hubo competencia entre ambos.

Resumen de la corrida del 16 de abril, Domingo de Resurrección. from Plaza de Toros de Las Ventas on Vimeo.

Como todo el mundo sabe, o debería saber, se trata de la Fiesta de los toros, no de los toreros. Y si falla la materia prima, es imposible esl espectáculo. Y vaya que si fallaron los bicornes de Montealto, desiguales en su trapío en general y ayunos de casta, salvo la excepción del jabonero corrido en quinto lugar, que tampoco era para tirar cohetes, pero al menos aprobó por lo mínimo.

Ante ese burel, Curro Díaz cascabeleó lo único destacable de su tarde: sus muletazos plenos de arte y magia sí, brillaron por ambos pitones, incluyendo trincherillas de cante hondo, sí. Pero también la descargazón de la suerte, el abuso de pico y el exceso de enganchones. Fabuloso en lo accesorio y normalito en lo esencial, al menos la faena del linarense caló en parte de los tendidos, aunque también hubo quien le censuró los ventajismos y el infame bajonazo final.

En los otros dos de su lote, Curro, que tampoco pareció en ningún momento echar toda la carne en el asador, lo intentó con cierta brevedad y desistió. En su debe, también que un excelente capotero como él no se emplease en ningún momento. Ni en los suyos ni en los quites que le correspondían en los de Garrido, a los que siempre renunció. Como, por cierto, el extremeño en los del andaluz. ¿Dónde está la competencia? ¿Dónde está el mano a mano?

No se queda atrás con el percal, desde sus tiempos de novillero Garrido, que fue capaz de arrebatadas verónicas rodilla en tierra al segundo, que repitió de pie en el cuarto y que cerró con cuatro mecidas chicuelinas magistrales. Aunque siempre anduvo con decisión, el extremeño no encontró ninguna colaboración en sus casi moruchos ante los que aportó oficio y suficiencia.

FICHA

Toros de MONTEALTO, mal presentados en general dentro de su desigualdad; mansos y descastados excepto el manejable 5º; todos nobles. CURRO DÍAZ: palmas; silencio; ovación. JOSÉ GARRIDO: silencio; silencio; silencio tras aviso. Plaza de Las Ventas. Domingo de Resurrección. Algo más de media entrada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios