www.diariocritico.com
¿Bloqueará el Partido Republicano la candidatura de Donald Trump?
(Foto: EP)

¿Bloqueará el Partido Republicano la candidatura de Donald Trump?

> Impedirle ser candidato puede dañar aún más la imagen del partido

miércoles 20 de abril de 2016, 14:28h

A falta de 'emoción' en las primarias del Partido Demócrata, en la que la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton se alzará previsiblemente como candidata en julio, la disputa por la candidatura del Partido Republicano mantiene en vilo a los 'pesos pesados' del partido y a la comunidad internacional. Aunque los propios republicanos intentan que el polémico Trump no consiga los 1.237 votos delegados que le otorgarían la nominación directa, su aplastante victoria en Nueva York le deja a sólo 392 votos de conseguir la candidatura a las elecciones de EEUU, que se celebrarán el próximo 8 de noviembre. Diariocrítico ha contactado con la activista y profesora de comunicación política de la Universidad Europea, Alana Moceri, para analizar las posibilidades reales de Trump.

El multimillonario Donal Trump arrasó en las primarias celebradas este martes en el estado de Nueva York, donde consiguió más del 60% de los votos republicanos, frente al 25% cosechado por John Kasich y el 15% de Ted Cruz. Con los votos delegados obtenidos en Nueva York, Trump acumula 845 apoyos, por lo que le quedan sólo 392 delegados para alcanzar los 1.237 necesarios para conseguir la nominación directa.

Sin embargo, esta victoria en Nueva York "no quiere decir que este estado se haya vuelto 'rojo' (color de los republicanos), sino que los más radicales del partido en Nueva York, están encantados con Trump, pero no se puede olvidar que hablamos de un estado tradicionalmente demócrata, y el electorado de las primarias no es el mismo que el de las generales", indica Moceri.

La activista demócrata recuerda que en EEUU "los partidos configuran las normas del juego y tienen un sistema de primarias abiertas más democrático que en España, que permite que Trump o Sanders participen en las primarias, incluso aunque ataquen a los partidos por los que se presentan. Si los republicanos no respetan estas normas e impiden que Trump sea candidato a pesar de ganar en las primarias, esto enfadaría mucho a la gente".

"Aguantar una campaña de Trump sería malo para la imagen del partido, pero sería peor quitarle la candidatura si se acerca a los apoyos necesarios", señala Moceri, que cree que "los republicanos tienen una situación muy complicada porque hagan lo que hagan, no tienen una buena salida".

Moceri insiste en que una cosa es la opinión de los republicanos y otra la de sus votantes, y hay gente dentro del partido que ya ha tirado la toalla y se ha resignado a que Trump sea su candidato, y ya piensan en enero de 2017 como fecha para inciar la reconstrucción de un partido profundamente dividido".

"La buena noticia para los demócratas es que si Trump se alza como candidato republicano, es casi imposible que los republicanos ganen en las elecciones generales". "Está habiendo una mayor participación en estas primarias, pero el electorado de las generales es distinto, y Trump ya se ha encargado de 'perder' apoyos entre sectores clave entre la población como las mujeres e inmigrantes".

Moceri confía en que Trump no consiga los 1.237 votos delegados que le valdrían la nominación directa pero hace hincapié en la posibilidad de que se acerque mucho a esta cifra y sea prácticamente imposible impedir su candidatura. "La gran pregunta es si se celebrará la convención disputada, porque si Trump no llega a los 1.237 votos delegados, se celebraría una segunda votación, en la que cerca de un 30% de los delegados podría votar libremente. Si nadie obtuviera los apoyos necesarios, se celebraría una tercera votación en la que el 90% de los delegados, podría votar de forma libre".

"Yo creo que el candidato republicano será Trump o el senador de Texas, Ted Cruz, porque aunque se podría proponer a otra persona, esto sería lo peor que pueden hacer, ya que el candidato sería alguien que no ha participado en las primarias".

Tanto en el Partido Demócrata como en el Republicano, hay un 15% de 'superdelegados', que se traduce en un total de 718 en el bando demócrata, mientras que en el republicano, son 150 los 'superdelegados', que no tienen su voto 'atado' a ningún candidato. "Si hubiera tantos 'superdelegados' en el lado republicano como en el demócrata, sería más sencillo 'frenar' a Trump".

Habrá que esperar al desenlace de las primarias, el próximo 14 de junio y a la Convención Nacional Republicana, que se celebrará en el mes de julio, y en la que se despejará la gran incógnita: ¿Será Donald Trump el candidato republicano o el partido logrará 'frenarle'?

- Trump y Hillary Clinton sentencian las primarias de sus partidos tras ganar en Nueva York

- Por qué Hillary Clinton será presidenta de los EEUU frente a un Trump sin opciones



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.