www.diariocritico.com
La final para el Madrid, el orgullo para un gran Atleti que luchó hasta el último aliento (2-1)
(Foto: Real Madrid)

La final para el Madrid, el orgullo para un gran Atleti que luchó hasta el último aliento (2-1)

miércoles 10 de mayo de 2017, 22:51h

Isco puso el gol que dio la tranquilidad a un Madrid que no empezó el encuentro asustado ni sin sangre, pero que se vio sorprendido por un Atlético al que le sonrió la fortuna de tener varios fallos en la zaga blanca. El primer tanto, en un córner donde Sául remató a placer de cabeza ante un Ronaldo en clave de espectador. El segundo, gracias a un regalo de penalti de Varane a Torres, marcado por Griezmann en un discutido lanzamiento donde parece que hace un doble toque al balón. 16 minutos y sabor a gesta india y a debacle vikingo.

Y cuando el 2-0 campeaba en el marcador y parecía que llegaría al menos el intento de remontada, los de Zidane se llevaron el partido a su terreno, sobre todo gracias a que Simeone les entregó el balón. El técnico argentino hizo un claro gesto a sus jugadores tras el segundo gol de echarse para atrás y buscar con calma el tercero, sin prisas. Fue el principio del fin rojiblanco. El Madrid, cómodo con el balón, se fue quitando la frustración inicial a base de toque y toque y como fruto de la paciencia llegó el tanto de Isco en el 42. El jugadón de Benzema para facilitar este tanto pasará a la historia casi tanto como el regate de Redondo al Machester United y permitió hacer olvidar las críticas al francés y el debate sobre la suplencia de Morata.

Un final esperado

2-1 y parecía, al borde del descanso, que se acababa la gesta colchonera. El descanso sentó mal a los locales y genial a los visitantes, que salieron a controlar el partido sin sustos. Pese a los varios intentos y arreones rojiblancos, ya todo era jugado desde la calma y el Madrid supo medir los tiempos y los esfuerzos. Pudo haber goles por los dos lados, sobre todo en una jugada donde Danilo regala un balón a Carrasco, quien no definió ante Keylor Navas y tampoco su compañero Gameiro en el rechace. Doble paradón del costarricense, que se resarcía de su discutida actuación en los dos goles de la primera parte.

Derrota con sabor a victoria y pase a la final para los blancos, que buscarán la gloria de la duodécima Copa de Europa con el aliciente de batir el récord de ser el primer equipo que consigue dos Champions League seguidas, ya que desde que la máxima competición europea cambió de nombre y sistema de competición, nunca nadie ha logrado tal hazaña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios