www.diariocritico.com
El ex presidente estadounidense Ronald Reagan estrecha la mano a su homólogo soviético Migail Gorbachov
El ex presidente estadounidense Ronald Reagan estrecha la mano a su homólogo soviético Migail Gorbachov (Foto: EP)

Armas láser y estaciones de batalla: así era 'La guerra de las galaxias' que quería Reagan

miércoles 20 de enero de 2016, 17:24h

El presidente Ronald Reagan buscaba acabar con la vorágine en la que la ‘teoría del gallina’ había sumido a las dos superpotencias: EEUU y la URSS. Un sistema de satélites equipados con rayos láser pretendía comenzar una “Guerra de las Galaxias” contra el “imperio del mal” que acabara con un posible ataque de misiles de los soviéticos.

Son varias las ocasiones en las que las dos superpotencias del siglo pasado intentaron romper la situación de bloqueo en que se había convertido la guerra fría. La conocida teoría de juegos del gallina o Destrucción Mutua Asegurada (DMA): un hombre apunta a otro mientras el otro también le apunta a él. Ambos tienen la misma capacidad de acabar con el otro. Si uno dispara, mueren los dos, pues el otro puede reaccionar a tiempo y apretar el gatillo también.

La URSS trató de romper esto mismo en el año 1962 instalando misiles estratégicos en Cuba, a escasos kilómetros de suelo estadounidense. Sin embargo, el conflicto acabó con la retirada de Estados Unidos de Turquía y el regreso de los misiles al país comunista. La situación volvía a ser de bloqueo.

La llegada de los misiles balísticos intercontinentales supuso una toma de partida por parte de Reagan. Estos misiles permitían alcanzar distancias de 10.000 kilómetros de distancia, no siendo necesario el mantenimiento de misiles o bases en cualquier otro país. EEUU y la URSS eran cada vez objetivos más cercanos y más peligrosos, ya que habían incorporado cabezas nucleares en esos misiles. Éstos ascendían, sobresalían por la atmósfera y luego iniciaban el descenso para impactar en el objetivo.

Desde su obsesión por los comunistas y la búsqueda de una manera de romper aquella teoría irresoluble que llevara a EEUU a una situación de superioridad armamentística, Edward Teller presentó el proyecto Strategic Defense Initiative (SDI) a Reagan en 1982. El propósito era plagar el espacio con más de 2.000 satélites equipados con armas láser capaces de destruir los misiles de la URSS a su paso por el espacio. Un proyecto que alcanzaba más del billón y medio de dólares y la mitad del PIB anual del país. Reagan decidió convertir en realidad la ciencia ficción que George Lucas había llevado al cine en dos ocasiones desde 1979: ‘Star Wars’.

El proyecto fue lanzado al público en aparición televisiva en marzo de 1983, cuando faltaban 2 meses del estreno del episodio VI de ‘Star Wars: el retorno del jedi’. Reagan no desaprovechó ningún momento para usar el vocabulario de la saga. “Si se me permite robar una frase de la película… ‘la fuerza está con nosotros’”, mencionaba el presidente estadounidense en uno de sus discursos. “Imperio del mal” era otra de sus referencias a la saga con las que nombraba a la Unión Soviética en sus intervenciones. Un sinfín de referencias de las que un congresista demócrata llegó a mofarse: “la única cosa que el presidente no nos dijo anoche es que el Imperio del Mal va a lanzar una Estrella de la Muerte contra los Estados Unidos”.

El presidente siempre tuvo presente su alma de actor, y no desaprovechó ninguna referencia cinematográfica en sus discursos. Así fue como el proyecto fue rebautizado como “Star Wars”, ‘La guerra de las galaxias’, que llevó al presidente a repetir legislatura con la popularidad en contra en las encuestas previas al proyecto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios