www.diariocritico.com
La rutina ideal para cuidar tu cara este verano
Ampliar

La rutina ideal para cuidar tu cara este verano

Dicen que la cara es el espejo del alma, de donde se puede saber la edad que tiene una persona, la vida que ha tenido y hasta si hay preocupaciones que le suponen un pesar. Aunque no se puede detener el tiempo y contar eternamente con la piel que se tenía en la juventud lo que sí que se puede hacer es conseguir mantenerla para que no se deteriore tanto y para que luzca sana. El cuidado del rostro, como el cuidado de la piel en general, es algo que no se debe tomar a la ligera, a fin de cuentas la piel es el órgano más grande que tiene el ser humano y sufre, de manera directa, muchas agresiones, como pueden ser las climáticas, las de la polución o las del maquillaje, en el caso en el que se emplee. Con el verano la piel también se ve expuesta a más hora de sol de las habituales y en esto también hay que ser precavidos. Aunque mucha gente busca el ponerse moreno para lucir mejor y el sol es necesario para no tener un déficit de vitamina D, esto no quita para que se tomen las medidas oportunas y se aplique protector solar para coger color sin dañar la piel. A continuación vamos a ver la rutina perfecta para conseguir un cuidado de la cara idóneo.

  1. Diferentes tipos de piel. Antes de hacer nada o comprar determinados productos lo primero que hay que hacer es tener claro qué tipo de piel se tiene porque las hay mucho más grasas que otras y esto mismo ya requiere de unos cuidados específicos. Si se tienen dudas en este punto, lo mejor es acudir a un dermatólogo y despejar la incógnita.
  2. Zonas más sensibles. Cada uno se conoce bien a sí mismo y, por este mismo motivo, sabe cuáles son los puntos más sensibles. En ellos, lo más seguro es que haya que seguir un tratamiento específico. Nos referimos a casos como los labios. Hay personas que requieren de una hidratación de los mismos durante todo el año para que no se muestren debilitados y resecos.
  3. La limpieza es el punto de partida. No se puede contar con una cutis sana sino se mantiene limpia y esto supone el contar con una rutina diaria sólo para esto. Hay muchas personas que cuentan con manchas o granos que sólo son producto de una falta de higiene en esa parte del cuerpo. Por suerte hoy en día se cuenta con tecnología al servicio de este propósito y resulta muy sencillo el poder contar con un rostro sano y cuidado. Hablamos de sistemas como la Face Cleansing Pro cuyo sistema de tecnología sónica consigue limpiar en profundidad la piel consiguiendo, de esta manera, que el rostro luzca mejor, más sano y más suave. Como es lógico, teniendo la piel así también se consiguen mejores resultados a la hora de querer maquillarse porque la base está en perfectas condiciones.
  4. Protector solar. Ya lo hemos comentado, aunque resulte tentador el ponerse morenos en tiempo récord esto sólo hará que la piel se resienta, se muestre más débil y que, además, se envejezca. El protector solar es algo que siempre hay que llevar consigo en la temporada estival. Para la cara, normalmente, se encuentran cremas específicas que están especialmente diseñadas para esa zona del cuerpo.
  5. Otras cremas. Una vez que se ha pasado el día tomando el sol, con el protector solar, y se regresa a casa no está de más el contar con cremas hidratantes que emplear después de la limpieza. El colágeno puede ser un gran aliado en este aspecto ya que ayuda a que se recuperen las células de la piel.
  6. Sombreros y gafas de sol. Además de que quedan ideales con los conjuntos que se quieran lucir en la playa o en la piscina sirven a su propósito. La cabeza es una zona delicada y muchas personas llegan a sufrir insolaciones en los días más calurosos por no protegerla. Las gafas, por su parte, cuidan de los ojos, que también son más sensibles que el resto del rostro. En esta zona, concretamente en el contorno, conviene aplicar cremas específicas para ella. Incluso las hay que reducen la hinchazón, en el caso en el que siempre se cuente con ojeras.
  7. Bebe agua. Sí, el cuerpo necesitará recuperar todos los líquidos que pierde por las altas temperaturas en forma de sudor y la piel también requiere de una hidratación mínima para mantenerse.
  8. Por mucho que se apliquen remedios, cremas o limpiezas faciales... La piel, como el resto del organismo, no podrá mantenerse sana sino se duermen las horas que se precisan y el verano es un excelente momento para descansar y recuperar energías. De no hacerse así los signos de cansancio serán más que evidentes y la piel se mostrará mucho más seca y quebradiza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.