www.diariocritico.com
La sal de Punta: cocina moderna con pescaito frito
Ampliar

La sal de Punta: cocina moderna con pescaito frito

jueves 13 de julio de 2017, 12:39h

Si hay un lugar en la Costa de la Luz que cada vez atrae a más y más personas es la playa de Punta Umbría, un pueblo onubense en el que aún se puede apreciar la época en la que los ingleses vivían allí por la explotación de las minas de Río Tinto, a finales del siglo XIX. Actualmente, es uno de los lugares preferidos de vacaciones, sobre todo, por el turismo de interior ya que los hoteles en Punta Umbría son muy cómodos para los visitantes que deciden pasar sus días descanso en la zona de Huelva y en un hotel en la playa.

Punta Umbría, lejos de la huella que dejaron los ingleses, sigue siendo una tierra marinera y no es difícil ver cómo bañistas se siguen agolpando en la orilla a escarbar en los surcos que dejan las coquinas a su paso.

Esta esencia está contagiada en todos los rincones de la ciudad, desde la pintura, la forma de las casas y hasta, cómo no, la gastronomía. No hay que olvidar que este 2017 Huelva ha sido elegida capital española de la gastronomía, compitiendo con otras grandes ciudades. Sus fresas y frutos rojos, su jamón o sus gambas tienen fama internacional, han traspasado fronteras y han sido los mejores embajadores de la ciudad de la que salió Cristóbal Colón a descubrir nuevos mundos.

Uno de los lugares en Punta Umbría que más fama está teniendo es el restaurante La Sal de Punta y es que es una cocina que destaca por su sabor característico, sus platos delicados, vanguardistas a la vez que respeta los principios y sabores de la gastronomía onubense.

Ubicado muy cerca de la lonja y del mercado, sus platos llevan a una armonía deliciosa la cocina tradicional y moderna, con un producto del mar y de la tierra de altísima calidad.

Un ejemplo de esta innovación culinaria basada en la tradición son los chocos fritos en su propia tinta, o como allí les llaman, las famosas lágrimas negras. No hay ningún comensal que no quiera probarlas y es que la técnica es muy compleja; al tener tanta agua el choco dificulta se adhiera la tempura y es necesario una especial paciencia y toque casi mágico. Estas lágrimas negras son un claro ejemplo de cómo la cocina tradicional onubense puede seguir encontrando su sitio y caminando dentro del mundo del gourmet y el diseño.

Huelva tiene sabor y ese sabor también son las croquetas de rabo de toro o las consabidas coquinas. Y una carne, el solomillo al Luis Felipe. Y si hay que quedarse con un postre, en La Sal de Punta se da Muerte por Chocolate, que de algo hay que morir.

Las vacaciones en Punta Umbría con buena comida saben mejor. Con buena comida, buena compañía y, sobre todo, con las ganas de pasarlo bien, de saborear cada rincón de Punta o si la base está en hoteles de Huelva, pues cada rincón de Huelva. La provincia es única, su paisaje, su gastronomía, su música, su arte y su cultura. Y su mar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios