www.diariocritico.com
'#malditos16': la gran crisis vital de nuestros adolescentes sube al escenario del teatro público

'#malditos16': la gran crisis vital de nuestros adolescentes sube al escenario del teatro público

miércoles 01 de febrero de 2017, 11:56h

El binomio adolescencia/suicidio es uno de los tabúes más claros de nuestra sociedad. Nadie habla de ello en los medios de comunicación y, sin embargo, el suicidio es la segunda causa de muerte entre nuestros adolescentes. Ahora, en el Teatro María Guerrero (Sala de la Princesa) se aborda el problema en forma de montaje teatral dentro del programa Escritos en la escena, resultado de un trabajo de investigación del Laboratorio Rivas Cherif. La propuesta en concreto es ‘#malditos 16’ y la firma el dramaturgo Fernando J. López, con dirección de Quino Falero. En él se aborda la inmensa dificultad que hoy tienen nuestros jóvenes para encontrarse a sí mismos tanto dentro del seno familiar como en los centros educativos y, en general, dentro de la sociedad en la que les ha tocado vivir.

En ‘#malditos 16’,cuatro muchachos de veintitantos años se reúnen de nuevo en el hospital donde estuvieron internados durante un tiempo después de haber intentado suicidarse. Ellos son Ali, Naima,Dylan y Rober, que vuelven a revivir “viejos tiempos” como consecuencia de una propuesta que les hace el hospital con el fin de colaborar en un taller con adolescentes en su misma situación. Pero el equipo de intervención (psiquiatras, psicólogos…), considera imprescindible que antes de que pasen a la acción con chicos que ahora se encuentran con la misma problemática, tienen que ayudarse a sí mismos para evitar que sus viejas heridas vuelvan a brotar.

Quino Falero ha planteado la acción de forma casi cinematográfica, con situaciones de vértigo, que se suceden sin solución de continuidad, con frecuentes flashbacks y acciones paralelas y simultáneas, que no dejan tregua al espectador y le obligan a asistir a ellas con el mismo vértigo que se adueña del adolescente con problemas tan serios como los que se ponen sobre el escenario. En una escenografía de Arturo Martín Burgos, por cierto, con apenas cinco o seis sillas del aula, en torno a las cuales los chicos corren, las lanzan al suelo con rabia atávica, o se sientan sobre ellas para intentar dialogar sobre la razón que les ha llevado allí de nuevo. La luz de Juan Ripolly la música de Mariano Marín colaboran también decisivamente en el clímax que logra crear el director de escena en el espectador.

Hablar de oídas

Fernando J. López es, además de novelista y dramaturgo, un experimentado docente y no habla del asunto de oídas, sino como analista y espectador de primera fila de los problemas de los adolescentes, y eso se nota en toda su obra, tanto narrativa como dramática. Además, colabora con un taller literario en un hospital en el que se da tratamiento a chicos y chicas que pasan por situaciones muy duras. Todo esto explica que el lenguaje que usan sus personajes sea el mismo que se utiliza en la calle: es duro, directo, hostil en ocasiones, y atravesado por esa insolencia y esa certeza que solo da la inconsciencia de quien, como el adolescente, se siente incomprendido, maltratado y harto de tener que luchar contra molinos de viento (padres, compañeros, profesores y, a veces, incluso, sus propios colegas de pandilla…).

En ‘#malditos 16’ sucede otro tanto y sobre el escenario puede verse a cuatro actores jóvenes (Andrea Dueso, Paula Muñoz, Manuel Moya y Pablo Béjar), que se ponen sin dificultad en la piel de esos adolescentes imprimiéndoles una fuerza enorme de principio a fin del montaje. A ellos se suman también dos personajes contrapunto, los encarnados por los psicólogosVioleta (estupendaRocío Vidal) ySergio (muybienDavid Tortosa).

Enla obra se plantean cuatro de las causas más frecuentes de intento de suicidio: los trastornos alimenticios (anorexia y bulimia); los abusos sexuales a menores por parte de adultos, que se encajan en lospersonajesfemeninos;la identidad de género y el acoso escolar, o bullying, y los problemas extremos de relación en el seno familiar, que son los que aquí tienen los dos chicos. Y todo ello envuelto en estas nuevas formas de relación entre jóvenes, en cuyas vidas adquieren mucha más influencia las opiniones que encuentran en los foros de internet que las de la propia familia o entorno inmediato. Y esa importancia decisiva que en sus vidas adquieren las redes sociales aparecen muy claras en esta obra ya desde el mismo título, que incorpora el signo # para dejarlo aún más evidente y palmario. Y ese tema, junto al dolor del descubrimiento, la búsqueda de la personalidad frente a los demás, el fantasma de enfrentarse nuevamente al pasado.

‘#malditos 16’ es, probablemente, la obra que enganche al teatro a un mayor número de adolescentes, como forma inmediata y artística de poner sobre la mesa una serie de circunstancias personales que les ayuden a comprender que sus problemas se ven reflejados en muchos otros jóvenes que, como ellos, prefieren ocultar una realidad personal y dolorosísima que la sociedad parece que tampoco quiere ver porque le resulta demasiado incómoda.

‘#malditos 16’’
Texto: Fernando J. López
Dirección: Quino Falero
Intérpretes: Pablo Béjar, Andrea Dueso, Manuel Moya, Paula Muñoz, David Tortosa y Rocío Vidal
Vestuario: Rebeca Sanz
Ayudante de dirección y entrenamiento corporal: Eva Egido
Diseño Cartel: ByG/Isidro Ferrer
Fotos: marcosGpunto
Coproducción: CDN y COART+E Producciones
Teatro María Guerrero, Madrid
Hasta el 5 de febrero de 2017


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios